Coronavirus Ministerio de Salud de la Provincia de Buenos Aires Noticias

El descargo de Axel Kicillof: “La verdad es que no tenemos un sistema de control en cada vacunatorio”

El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, admitió que pudo haber engaños en las declaraciones juradas presentadas por las personas que accedieron a vacunas en una etapa en la que no les correspondía. No obstante, minimizó los episodios y valoró la campaña masiva que avanza en la provincia más grande del país.

La verdad es que no tenemos en cada uno de los vacunatorios un sistema de control para ver eso”, reconoció.

“Está mal, hay que tratar de evitarlo, hay que buscarlos y castigarlos, pero comprendamos que son cosas nuevas”, aseguró el mandatario provincial.

No obstante, Kicillof coincidió con el presidente Alberto Fernández y dijo que no existe una figura en el Código Penal para sancionar como delito estas actitudes.

“Vamos a seguir agregando controles, vamos a vacunar a todo el sistema de salud… Alguno pudo haber mentido y se pudo haber acomodado. Está mal, es reprochable y hay que condenarlo”, continuó.

Yo tengo la tranquilidad de que en la provincia de Buenos Aires vacunamos 360 mil personas en tiempo récord, algo que nunca se hizo. Reprocho, me enojo con los que mienten, con los que sacan ventajas, pero mi objetivo principal es vacunar rápidamente a la población de riesgo, a la población esencial”, agregó.

Insistió en que todos lo que trabajan en los centros de salud tienen prioridad para vacunarse, a pesar de no ser médicos ni enfermeros, y se refirió a un hombre llamado Leandro Kicillof que fue inoculado y que sería un familiar. “No tengo la mas pálida idea de quién es. Calculo que puede llegar a ser mi primo tercero, pero lamento decir que no lo conozco”, señaló. Y bromeó acerca del “garrón que se está comiendo” por tener su mismo apellido. “El único delito que cometió es llevar mi apellido. Quiero pedirle disculpas. Y si trabaja en un hospital, aunque sea como chofer, tiene derecho a vacunarse”, explicó.

En medio del escándalo por el vacunatorio VIP, Kicillof aclaró que “no hay vacunatorios ocultos ni privatizados en la provincia” ya que el gobierno bonaerense vacuna a través de una página web donde se asignan los turnos. En ese sentido dijo que se va a habilitar un botón para denunciar irregularidades en la vacunación y que aquellos que así lo deseen también pueden utilizar la línea 148 para informarlo. “Espero que los vacunados hasta ahora sean todos del sistema de salud y no hayan fraguado las declaraciones juradas”, remarcó.

Kicillof estuvo acompañado por el ministro de Salud, Daniel Gollán; y el jefe de Gabinete, Carlos Bianco, entre otros funcionarios

Recordó que la vacunación a mayores de 70 años comenzó a fines de enero y que como las vacunas vienen de a cinco dosis hay que usarlas todas una vez que se descongelan. Admitió que en algunos casos se aplicaron cuatro y que para no desechar la quinta “después se le aplicó a un bombero o un policía” a pesar de no integrar los grupos prioritarios.

Sin embargo, también reconoció que “puede haber otros casos más sofisticados, con el acuerdo del centro de vacunación; o por amiguismo y acomodo”, y que justamente son los que hay que denunciar, investigar y castigar.

Kicillof destacó que su gobierno viene realizando “una tarea inmensa y de una magnitud sin precedente”, ya que casi la mitad de los argentinos viven en la provincia de Buenos Aires y cada vez hay mayor interés por parte de la población en aplicarse la Sputnik V a pesar de algunas críticas lanzadas desde la oposición.

“Carrió dijo que la vacuna era veneno e inició una causa contra el Presidente por envenenamiento. Durán Barba dijo que era una vacuna trucha. Sandra Pita dijo que no se vacunaría jamás. Y un diputado de la oposición dijo que vacunaran al 48% que los votó”, recordó Kicillof. “Todo esto ocurrió hace dos meses. Fue una campaña sistemática y progresiva para que fracase la vacunación y yo no puedo ignorar eso”, señaló el gobernador, y puso como ejemplo que “teníamos las vacunas y nadie se quería vacunar”.

Fue por eso que él decidió aplicarse la vacuna e invitó a los intendentes a que hicieran lo mismo para generar confianza en la sociedad. “Yo me vacuné para demostrar que la vacuna era segura. Lo hice para concientizar e invité a los intendentes a que lo hicieran. Se vacunaron y tuvo un efecto, que fue que le ganamos a esa campaña anti vacuna. Y hoy la vacuna es un bien escaso y preciado porque todos se quieren vacunar”, aseveró.

Ya superada esta etapa inicial, Kicillof se mostró molesto porque lo incluyeron en el listado de vacunados VIP. “Cuando yo me vacuné era un loco suicida que me inyectaba veneno” y ahora dicen que soy un vacunado vip. Ponen todo en la misma bolsa y confunden todo”, se indignó.

En la misma conferencia de prensa, Carlos Bianco, jefe de gabinete bonaerense, anunció el fin de las restricciones nocturnas en virtud del descenso de casos registrado en las últimas seis semanas.

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta