Noticias

Abanderados de la resistencia

A principios del siglo XIX Grecia languidecía bajo el dominio turco. Cuatrocientos años de un régimen perverso, corrupto hubiesen sido suficientes para apagar la llama cultural de cualquier pueblo, pero los griegos demostraron ser más. Desde mediados del siglo XV estuvieron sometidos a los caprichos de la administración turca, en algunas regiones de Grecia se les prohibía hablar el idioma, profesar el culto ortodoxo y celebrar cualquier práctica cultural bajo pena de muerte, sin embargo los helenos siempre supieron mantener viva la identidad y demostraron ser los abanderados de la resistencia, aun a costa de su propia vida.

Escuelas clandestinas donde se hablaba griego, grutas ocultas en las viejas iglesias de cada pueblo, fueron la respuesta natural a la opresión. “Libertad o muerte”, no fue un postulado retórico para los griegos, se transformó en un axioma, una causa, un estilo de vida.

En 1814, años después de la Revolución francesa, surgió por primera el plan de independencia. Tres comerciantes griegos residentes en Odesa, fundaron la FILIKí Etería, y aunque la revolución fue eminentemente popular esta sociedad secreta fue la encargada de “pavimentar” el camino de la liberación haciéndose cargo de la logística y coordinación.

“Libertad o muerte”, no fue un postulado retórico para los griegos, se transformó en un axioma, una causa, un estilo de vida

Los otomanos no tardaron en responder duramente y la opresión ya no se manifestó solo en el plano cultural sino también de manera explícita. La masacre de Quíos, la caída de Missolonghi , fueron duros golpes a la revolución, sin embargo la fuerza y valentía griega hicieron que cientos de voluntarios europeos acudieran a apoyar la causa. El alzamiento griego y la crudeza turca habían desencadenado una oleada de filohelenismo. Figuras como Lord Byron y el artista Delacroix hicieron público su apoyo a la causa y esta visión de libertad fue pronto compartida por todo occidente. Los griegos ya no estaban solos y los sueños de independencia se hicieron realidad.

Celebramos esa victoria, la de cada hombre y mujer, cada héroe silencioso que dio origen a la cultura de la resistencia y que hoy está viva en el ADN de todos los descendientes de griegos de la diáspora. ¡Viva Grecia!

*Historiadora Argentino Helenica.

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Dejá una respuesta