Economía Noticias

Alivio al bolsillo: bancos públicos ofrecen refinanciar deudas de sus clientes con tasas bajas

Para aliviar los bolsillos golpeados por el impacto de la pandemia y complicados por el fin del “parche” que significó durante 2020 postergar los pagos de cuotas de créditos y tarjetas, los bancos públicos pusieron en marcha un plan para ofrecer ciertas líneas de re refinanciación de esos saldos a tasas más bajas.

Es que a partir de abril pasado se terminó el “período de gracia” que el Banco Central le dio tanto a las personas y empresas como a los bancos para poder estirar los pagos de las cuotas de créditos y plásticos pendientes durante la pandemia, sin computarlo como atrasos.

Desde el segundo trimestre de este año, aquellos que eligieron refinanciar saldos o postergar el pago de cuotas para el final de los créditos, deben ponerse al día.

Para evitar que esta medida impacte aún más en los ingresos de esas familias y empresas, sobre todo Pymes, el Banco Provincia presentó un programa de re refinanciación.

Para las deudas de consumo, se podrá volver a financiar los saldos pendientes con un plazo máximo de hasta cinco años y una tasa apenas superior al 40% anual.

En tanto, las empresas podrán prorrogar el pago de esos saldos por hasta dos años y con tasas que comienzan en 29,5%.

En diálogo con Clarín, Juan Cuattromo, presidente de la entidad explicó: “Venimos trabajando en esta solución desde marzo. Nuestro objetivo era que se pudiera suscribir a estas líneas en forma 100% digital, para evitar la presencialidad en este contexto de pandemia. La idea es que los clientes puedan reprogramar sus pagos, pero a una tasa accesible, para no quedar sobreendeudados“, dijo.

Cuattromo reconoció que la situación más delicada la viven las empresas bonaerenses, sobre todo algunas Pymes. “Pero también lo que vemos en este caso es que la situación es bastante heterogénea, depende mucho del segmento o el tipo de actividad que cada una realiza. Para las empresas hay distintos tipos de créditos y de opciones también para analizar caso por caso”, afirmó el banquero.

Consultado por el nivel de mora de la entidad, Cuattromo afirmó: “Por el lado de personas, lo que estamos haciendo es ver quiénes en estos primeros noventa días efectivamente caen en deuda y ofrecerles entrar a esta refinanciación, que requiere de un trámite que no lleva más de cinco minutos”.

“Sí es cierto que, a nivel general de todo el banco, el ratio de morosidad está elevado, porque durante la gestión anterior se realizaron dos créditos muy grandes a empresas como Molinos Cañuelas y Vicentín, cuyos atrasos por el peso que tienen dentro de la entidad suben esos números”.

Por ahora, el banco bonaerense es el primero en sacar un programa especialmente diseñado para quienes tuvieron que refinanciar sus saldos y patear las cuotas durante el ASPO en 2020.

En Banco Ciudad, por ejemplo, explicaron que la situación de mora “está controlada, la cartera de préstamos es bastante sana. En todo caso, se ofrecen planes puntuales de refinanciación tanto a personas como a empresas”.

Por su parte, en el Banco Nación, los clientes que no puedan cancelar las cuotas de sus tarjetas de crédito “tienen disponibles los servicios de “cuotificación de resumen” a la tasa vigente de financiación que actualmente es del 40% TNA y en hasta 24 cuotas”, explicaron fuentes de la entidad. Para evitar el sobreendeudamiento de estas familias, el tope de esa refinanciación es el limite que ya tienen preacordado con su tarjeta.

Se sinceran los números

Como el Banco Central había permitido que los clientes que no pudieran hacer frente a sus obligaciones no fueran computados en la central de deudores de la entidad, estos “atrasos perdonados” no fueron tenidos en cuenta en los ratios de mora de cada banco.

Según datos oficiales, durante el año pasado el ratio de incobrabilidad de todo el sistema financiero argentino incluso cayó respecto a 2019: pasó de 5,4% a 4,7% en 2020.

Los analistas afirman que esta foto “está maquillada” y que ahora que se comenzaron a computar nuevamente los atrasos en cada banco, el nivel de mora puede elevarse.

Consultados por este diario, analistas de Moody’s Argentina explicaron que para los próximos meses esperan que el ratio de incobrabilidad mayor a 90 días aumente para todos los bancos locales.

Sin embargo, Pablo Artusso, de esta calificadora, expresó: “Vemos que estos efectos, se van a ver mitigados por todas las medidas de previsionamiento que tomaron los bancos en los últimos meses y por una recuperación de la actividad económica, cuyos indicadores ya están mostrando signos positivos”.

Por otra parte, su colega Carlos de Nevares explicó: “Los bancos esperaban un resultado peor para el 2020 y eso no sucedió porque se sobre reservaron de dar nuevos préstamos. Con todo, vemos que la banca comercial es la más afectada, con un mayor nivel de mora, sobre todo en lo que refiere a pequeñas y medianas empresas”.

Ambos coincidieron en que la medida del Central para extender los plazos a los deudores fue “solo un parche”, pero que, en comparación con otros países, el bajo nivel de endeudamiento de los argentinos respecto del PBI es un aliciente para que un salto en la morosidad no sea preocupante para el sistema financiero.

NE

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta