Noticias

ARA San Juan: para el abogado del ex comandante Claudio Villamide, “la resolución del Consejo de Guerra está basada en una decisión política”

Marcelo Srur, Claudio Villamide y Enrique López Mazzeo, los tres principales altos mandos de la Armada sancionados por el hundimiento del ARA San Juan. Villamide fue el único destituido de los tres. Los otros dos fueron castigados con días de arresto de cumplimiento efectivo
Marcelo Srur, Claudio Villamide y Enrique López Mazzeo, los tres principales altos mandos de la Armada sancionados por el hundimiento del ARA San Juan. Villamide fue el único destituido de los tres. Los otros dos fueron castigados con días de arresto de cumplimiento efectivo

Días atrás, el Consejo General de Guerra que estudió durante cuatro meses la responsabilidad de ocho altos oficiales de la Armada en el hundimiento del submarino ARA San Juan difundió su resolución. Entre otras medidas, destituyó al capitán Claudio Javier Villamide y dispuso el arresto riguroso por 45 días del ex jefe de la Armada.

A partir de lo comunicado recientemente en el marco de la investigación, Infobae dialogó Juan Pablo Vigliero, el experimentado abogado penalista que representa a Villamide, el militar que estaba a cargo de la fuerza de Submarinos cuando el ARA San Juan se hundió con sus 44 tripulantes el 15 de noviembre de 2017.

-¿Cuál es la verdad sobre el hundimiento del ARA San Juan?

-La verdad, por ahora, no la tenemos. La verdad es que quienes ahora están respondiendo son presas de la injusticia porque hicieron todo lo que estaba a su alcance. Se comportaron como la Marina esperaba que se comportaran. Por eso el fallo del Consejo de Guerra es muy negativo. Esta resolución va a cambiar la forma en la que se conducen los buques y las unidades militares en mar o en tierra. Nadie va a querer hacer nada precisamente para no tener responsabilidad.

De los ocho altos oficiales de la Marina sometidos al Consejo de Guerra, el único que fue destituido fue Villamide.

Dos fueron absueltos, y el resto castigados con días de arresto en alguna base naval, entre ellos el almirante Marcelo Srur, el entonces Jefe del Estado Mayor de la Armada, el más alto cargo en esa fuerza.

Durante la entrevista con Infobae, el letrado hablará de la injerencia política en la resolución del tribunal militar. Asegurará que Villamide es un “héroe” y que los manuales de la Armada, basados en cuatro mil años de historia, indican que la responsabilidad de las decisiones en el mar la toman los comandantes que están a bordo, en este caso el capitán Pedro Fernández.

-¿Villamide se siente fuera de la Armada? Ya perdió todo, grado, jubilación.

-Villamide se siente como un argentino de bien y un patriota que dio durante 40 años su vida a la Armada, y se comportó como un buen marino. No se siente mal, está enojado.

-Cuando los familiares de los tripulantes muertos lean sus palabras se va a ganar unos cuantos improperios.

-¿Por qué? Los familiares por ahí olvidan algo. Estos 44 tripulantes no eran taxistas, no eran psicólogos, abogados o conductores de tren. Eran submarinistas, militares, voluntarios. Eligieron una profesión de riesgo y a veces las contingencias suceden. Eso fue lo que pasó. No es que iban condiciendo un auto por la Avenida 9 de Julio. Eso es desmerecer la honorabilidad de los tripulantes, o lo sofisticado de la función que estaban ejerciendo. Marinos como Villamide son los que mantienen la Armada funcionando con el exiguo presupuesto que tienen y arriesgando sus vidas. Ellos son héroes también. Los héroes anónimos que por 60 mil pesos se juegan la vida.

-Pero lo destituyeron por faltas “gravísimas”.

-Supuestamente un Consejo de Guerra debe decidir después de haber escuchado la prueba. Toda la prueba que se presentó, en su mayoría testimonios de eximios submarinistas, comandantes de submarinos, comandantes de fuerza de submarinos, jefes de la Armada en actividad y retirados, comandantes de la flota de mar; todos marinos experimentados dijeron que hubieran actuado como Villamide y como el capitán Pedro Fernández, el comandante del submarino. La mayoría sostuvo eso ¿Estuvimos cuatro meses en una ficción? Esto recién arranca.

"Tengo que sospechar que la resolución del Consejo de Guerra fue basada en lo político. En las audiencias demostramos que Villamide actuó como la Armada lo preparó", dice Juan Pablo Vigliero, abogado de Claudio Villamide (Maximiliano Luna)
“Tengo que sospechar que la resolución del Consejo de Guerra fue basada en lo político. En las audiencias demostramos que Villamide actuó como la Armada lo preparó”, dice Juan Pablo Vigliero, abogado de Claudio Villamide (Maximiliano Luna)

-¿La resolución que tomó el Consejo de Guerra estuvo basado en los jurídico o en intereses políticos?

Tengo que sospechar que la resolución fue basada en lo político. En el Consejo de Guerra demostramos que Villamide actuó como la Armada lo preparó, como la Armada hubiera esperado que actuara. Su actuación está respaldada por todos los submarinistas que pasaron por el Consejo de Guerra ¿Cómo lo destituyeron? Fue casi mágico.

-Según la resolución, lo destituyeron por haber actuado con “desidia” en el cuidado de la tropa y del submarino que tenía a cargo.

-Vamos a estudiar con detenimiento los fundamentos de la resolución. Si llego a encontrar que hay afirmaciones falsas, o no respaldadas por la prueba, vamos a estudiar si acá se cometió el delito de prevaricato y los vamos a denunciar penalmente a los que corresponda.

-A Villamide se le endilga, entre otras cosas, no haberle ordenado al comandante Fernández, navegar en su superficie y no irse a inmersión, después de comunicar que había sufrido ingreso de agua, un cortocircuito en el balcón de baterías y un principio de incendio.

-Si el propio comandante Fernández que está a dos mil kilómetros en altamar, dice por teléfono a Villamide, y luego por escrito, que el principio de incendio está controlado, que se van a ir a inmersión, que van a descansar y que luego van a ingresar al lugar de la novedad; por qué Villamide tienen que pensar que hay una anomalía en curso y que la nave estaba fuera de control. Los submarinos TR 1700 como el San Juan, están diseñados para dar sus mejores prestaciones en inmersión y no en superficie. Villamide no tenía facultades para darle esa orden al comandante, porque el último responsable de la seguridad del buque es el comandante. Si el propio comandante dice que se va a inmersión, es porque lo considera seguro.

A la izquierda el comandante del submarino ARA San Juan, el capitán Pedro Fernández. A la derecha, también de uniforme, su superior, Claudio Villamide
A la izquierda el comandante del submarino ARA San Juan, el capitán Pedro Fernández. A la derecha, también de uniforme, su superior, Claudio Villamide

-Pero se lo podría haber sugerido y no lo hizo.

-Él estaba de acuerdo con lo que dispuso el capitán Fernández. Villamide, antes fue comandante del submarino ARA San Juan y antes fue jefe y ocupó todos los puestos dentro del submarino. La Armada es uno de los pocos estamentos del Estado Nacional donde rige cien por ciento la meritocracia. Ellos compiten desde que entran a la escuela naval por los cargos. Solo llegan a comandantes los mejores. Fernández no era un iniciado. Lo pusieron al frente de una nave de 2.200 toneladas de acero. Una máquina sofisticada de guerra, porque confiaban en que Fernández estaba preparado.

-¿Entonces qué pasó, porque terminó a más de 900 metros de profundidad?

-Hay una ventana que no tiene explicación, desde la medianoche de entre el 14 y 15 de noviembre de 2017, que da parte de la novedad y va diciendo que todo está bajo control, a las 7.30 de la mañana que confirman telefónicamente y por escrito, que estaban descansando, que estaba controlada la situación. El submarino se va a plano profundo. Entre las 8.30 de esa mañana del 15 de noviembre, hasta las 10.50, cuando se produce la implosión, no sabemos que pasó.

-Insisto, Villamide fue destituido por su accionar al frente de la fuerza de submarinos.

-El no hizo nada antirreglamentario. Lo dicen todos los testigos. El dio dos órdenes ante la novedad. Primero, “cancele la misión”. Segundo “vuelva a casa”, regrese a Mar del Plata. El cómo volver es responsabilidad del comandante. No hay ningún acto u omisión de Villamide que se conecte con el hundimiento.

 "El Consejo de Guerra necesitaban uno o varios culpables. Demostramos que Villamide actuó según los reglamentos. Alguien tiene que pagar la cuenta y ese es Claudio Villamide", dice Juan Pablo Vigliero, el abogado del alto oficial de la Armada destituido (Maximiliano Luna)
“El Consejo de Guerra necesitaban uno o varios culpables. Demostramos que Villamide actuó según los reglamentos. Alguien tiene que pagar la cuenta y ese es Claudio Villamide”, dice Juan Pablo Vigliero, el abogado del alto oficial de la Armada destituido (Maximiliano Luna)

-¿Por qué el Consejo de Guerra dice que Villamide cometió “desidia”.

-Porque necesitan un culpable. Porque el Consejo de Guerra necesitaban uno o varios culpables. Demostramos que Villamide actuó según los reglamentos. Demostramos que el submarino estaba en condiciones de navegar. Nadie sabe a ciencia cierta que sucedió en las dos horas de ventana en la que se hundió. Alguien tiene que pagar la cuenta y ese es Claudio Villamide.

-¿Y por qué él?

-Porque es el comandante de la Fuerza de Submarinos. La pregunta es por qué llegamos al Consejo de Guerra. La Armada, la Marina, dejó solo a Claudio Villamide. La Marina tendría que haber juzgado en un Consejo de Guerra a sus propios pares. Esto debió haberse resuelto entre marinos. Ellos están preparados para entender. La Marina se abrió a un costado, hablo de la cúpula de la Marina de entonces, del almirante Marcelo Srur, y quienes lo precedieron, el almirante (José Luis) Villán. Se corrieron a un costado y los dejaron solos y tomó la posta el Ejército, la Fuerza Aérea y el poder político.

-Para ser justos, cuando asumió el cargo el ministro Agustín Rossi, eso ya estaba decidido. El ex ministro Oscar Aguad había decidido que el general Bari del Valle Sosa, el Jefe del Estado Mayor Conjunto de Las Fuerzas Armadas, se encargue de designar quien realizaba el sumario que derivó en el Consejo de Guerra por “faltas gravísimas”.

-Eso se hizo porque la Marina se excuso y no se hizo cargo del problema.

infografia

Varios almirantes se excusaron porque sostenían que tenían amistad con uno de los investigados, el contralmirante Enrique López Mazzeo, que en momentos del siniestro era el comandante de Adiestramiento y Alistamiento de la Armada.

-El que fue jefe de la Armada, el almirante Villán, dijo que era amigo íntimo de López Mazzeo. Cuando se presentó en la audiencia en el Consejo de Guerra, se demostró que no tenían ningún vínculo de amistad. Eso fue falso. Una excusa para no cumplir con su deber. Después hicieron una instrucción de sumario que fue una chanchada, que no averiguó nada.

-¿Por qué la política necesitaba culpables por el hundimiento del San Juan?

-Nos pasó en un momento con García Belsunse, y pasa lo mismo en otros casos de notoriedad. Cuando hay una tragedia colectiva, que impacta en la comunidad, el imaginario colectivo necesita suturar. Necesita responsables. Necesita que cese la incertidumbre. Necesita ver culpables. Yo entiendo eso en la gente…y en los familiares…No lo puedo permitir ni en el poder judicial ni en las autoridades del Consejo de Guerra.

-Cuarenta y cinco días de prisión para el almirante Srur, que era el jefe de la Armada, que le amerita. Se especulaba con que iba a ser destituido.

-No voy a opinar sobre Srur. Si voy a decir que Srur fue el responsable de que lleguemos hasta acá. El fue el responsable. Él a los pocos días sacó una resolución, suspendía a Villamide y a López Mazzeo. Jamás se preocupó por investigar en serio lo que pasó. Rápidamente salió a hacer los mandados y buscar responsables.

-Srur durante las audiencias se defendió sosteniendo que el no era responsable de nada…

-No voy a atacar ni a defender a Srur. Si le voy a decir que lo vi bastante solo en las audiencias.

-¿Por qué hay almirantes en actividad que me dicen que con la resolución del Consejo de Guerra, habría que cambiar la doctrina de la Armada?

-Es una resolución que compromete a los futuros comandantes. Usted imagínese ahora a un comandante en el mar, antes de hacer algo, va a pedir instrucciones a un comandante en tierra. Y un comandante en tierra que antes se apoyaba y confiaba en su comandante en el mar va a tener que tomar una decisión cuando los reglamentos navales, con más de cuatro mil años de historia, sostienen que los que decide son los que están en el agua no en los que están detrás de un escritorio.

Juan Pablo Vigliero, defensor de Claudio Villamide: "El tema es que Marcelo Srur al mejor no tenía manejo de la tropa. Uno de los atributos del comando, es el mando sobre la gente y eso demanda autoridad moral"
Juan Pablo Vigliero, defensor de Claudio Villamide: “El tema es que Marcelo Srur al mejor no tenía manejo de la tropa. Uno de los atributos del comando, es el mando sobre la gente y eso demanda autoridad moral”

-Eso es lo que dijo en un comunicado el Centro Naval, días antes que se conociera la resolución que destituyo a Villamide.

-Esa es una obviedad. Igual me hubiera gustado ver el apoyo antes. Lo dejaron solo. Me hubiera gustado los apoyos antes.

-Cómo abogado que siente. Convocó a 40 testigos que hablaron a favor de Villamide y lo destituyeron igual.

Frustración, impotencia. Lo que están haciendo está mal. Por eso estamos habidos de leer hasta las comas de los fundamentos. Lo que hicieron fue una canallada. Villamide era un hombre de bien. Un marino de prestigio. El operativo de búsqueda y rescate del submarino que encabezaron Villamide y López Mazzeo no tiene parangón en la historia naval reciente. Colaboraron las armadas de todo el mundo, y así paga el Estado Nacional.

El capitán de Navío Claudio Javier Villamide durante su presentación ante la Comisión Bicameral que investigó el hundimiento y la búsqueda del ARA San Juan
El capitán de Navío Claudio Javier Villamide durante su presentación ante la Comisión Bicameral que investigó el hundimiento y la búsqueda del ARA San Juan

-¿Cómo continúan los procedimientos legales?

-No hay apelación. Vamos a demandar esta resolución para que sea revisada por el fuero contencioso administrativo federal. Eso esta previsto y lo vamos a hacer. En segundo lugar, vamos a revisar si existió la comisión de algún delito, tanto en el trámite del Consejo de Guerra, en los testimonios que prestaron algunos, o en la forma de proceder de los tres miembros del Consejo de Guerra. Si detectamos la comisión de un delito vamos a ir a la justicia federal y finalmente vamos a llevar al Estado argentino ante el Sistema Interamericano de Protección de Derechos Humanos. Mire usted que contradicción, Villamide, que desde los 19 años está dando su vida a la Armada, ahora le van a sacar el sueldo, la jubilación, todo. Fantástico.

-¿Por qué la Armada, según usted sostiene, lo dejó solos y lo entregó para que otras fuerzas armadas lo juzgue?

-El hombre cuando llega a cierto cargo, debe hacer valer los atributos, y acá faltó coraje, falto valor. Egoísmo, mirarse el ombligo, en lugar de mirar institucionalmente a la Armada. Si digo que faltó pelotas va a sonar mal.

-Lo dice por el almirante Srur o por quien lo sucedió en el cargo el almirante Villán.

Lo digo por la cúpula de la Armada en ese momento. Fíjese la actitud de algunos almirantes. Presentaron la renuncia. No estuvieron de acuerdo con la separación de Villamide y López Mazzeo y dieron un paso al costado. Eso es plantarse y no protegerse en un cargo.

-En ese momento Srur tomó ese hecho como un motín.

-El tema es que Srur al mejor no tenía manejo de la tropa que es distinto. Uno de los atributos del comando, es el mando sobre la gente y eso demanda autoridad moral.

SEGUIR LEYENDO:

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta