Noticias

Biocombustibles, un tema que genera grietas en los dos bloques

Desde hace ya seis meses, la Cámara de Diputados tiene en carpeta la media sanción de la prórroga del régimen de biocombustibles, luego de una aprobación unánime en el Senado a finales de octubre.

Los tiempos se fueron corriendo, el presidente Alberto Fernández nunca lo incluyó en el temario de extraordinarias y ahora, a 50 días del vencimiento de los plazos para la prórroga, el asunto genera enfrentamientos incluso al interior de los bloques mayoritarios. Es que la conducción de la bancada del Frente de Todos, con Máximo Kirchner a la cabeza, decidió impulsar otro texto que busca recortar la participación en el mercado de los grandes productores de biocombustibles y dar mayor protagonismo a las pymes.

Al mismo tiempo, reduce la tasa de “corte” de naftas y gasoil, es decir el porcentaje de incorporación de bioetanol y biodiesel, lo que en el Congreso se traduce como un posible beneficio para las petroleras que se verían alcanzadas por este nuevo texto que aún no se dio a conocer de manera formal.

La llegada a YPF del santacruceño Pablo González, figura del entorno más cercano de Máximo Kirchner, es otra de las variables que llevan a armar este escenario por el cual el propio jefe del bloque mayoritario auspicia un proyecto distinto al que su madre Cristina Kirchner respaldó en el Senado y que además fue impulsado por su padre Néstor Kirchner en 2006. La maniobra del núcleo duro del kirchnerismo generó molestia en los diputados de las provincias productoras de biocombustibles que incluso presentaron proyectos superadores al texto vigente. Tal fue el caso de la jujeña Carolina Moisés, que propuso prorrogar por 10 años el régimen actual, cuando la iniciativa en cuestión lo contempla por cuatro años o del cordobés Eduardo Fernández, que salió a decir que luego de un diálogo con el ministro de Agricultura, Luis Basterra, confiaba en la aprobación de la prórroga en los próximos días, tal como vino del Senado, algo que parece que no va a suceder.

En la vereda de enfrente, el tema también generó una grieta en Juntos por el Cambio, donde hubo expresiones disonantes al criterio de la mayoría. Las diferencias quedaron claras el último jueves en el pedido de sesión especial que compartió el mayor espacio opositor con el Interbloque Federal, también interesado en la prórroga del régimen. Es que al momento de dar el quórum, al menos media docena de diputados no bajó al recinto para expresar su deseo de avanzar con una variante más beneficiosa para la región. Por ejemplo, el radical Gustavo Menna, legislador por Chubut, tiene un proyecto propio que acompañaron varios de sus colegas. Según comentaron a PERFIL fuentes parlamentarias, si la oposición hubiera estado cerca de obtener el quórum, los diputados hubieran revisado su postura, pero sin los números garantizados es que optaron por no “inmolarse” teniendo en cuenta los reclamos que surgen desde sus distritos. Otra de las ausencias que llamó la atención en la jornada del jueves fue la de Eduardo “Bali” Bucca, jefe del Interbloque Federal. que pidió la sesión especial por Biocombustibles y que también estampó su firma con Máximo Kirchner en el pedido de reunión para hoy al mediodía.

En simultáneo, volvió a reunirse el pasado lunes la Comisión de Energía con la visita del secretario del área, Darío Martínez, otro ex diputado que migró a un cargo ejecutivo. La comisión que ahora preside Omar Félix no se reunió durante todo 2020 y ahora se activó para intentar destrabar la cuestión antes del 12 de mayo. Si no se resuelve podría afectar a unos 20 mil puestos de trabajo directos e indirectos.

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Dejá una respuesta