Deportes Noticias

Boca: Miguel Russo debe resolver si vuelve a la línea de tres o si mantiene a Mauro Zárate en el equipo

Todavía sin Edwin Cardona a disposición (arrancó la última etapa de recuperación de su lesión muscular), la idea de Miguel Ángel Russo para jugar en Avellaneda ante Independiente oscila entre dos opciones: apostar de nuevo por una línea de tres centrales en el fondo o la alternativa de poner otro punta. ¿Qué pesa más para el DT de Boca?

La semana corta por el partido de la Copa Argentina con el triunfo frente a Defensores de Belgrano achicó el margen de prueba. Y por eso tras recuperar a Zambrano (expulsado frente a River) y tener mejor a Marcos Rojo (dijo estar listo para disputar los 90 minutos), la alternativa de volver a poner a los tres centrales en la zaga se tornó algo firme. Si Russo se inclina por esto, puede salir del once Lisandro López para que ingrese como titular el ex Estudiantes. En cambio, si piensa en seguir poniendo a punto al ex Manchester United, reiterará la misma defensa que enfrentó a River, con Nicolás Capaldo y Frank Fabra en los carriles.

¿Por qué todavía no es un hecho que juegue con línea de 3? Porque en Boca analizan que en el sistema espejo que puede proponer Independiente, sería mejor apostar a otra pieza ofensiva para complicar a la última línea de los de Falcioni. ¿Es probable que aparezca Mauro Zárate como titular? Su función de punta recostado por la izquierda le abre una puerta, aunque eso llevaría a Villa a posicionarse por la derecha, en donde no logra desequilibrar del mismo modo que por la otra banda.

Ya con Carlos Tevez en el once (descansó en la semana ante Defensores de Belgrano) y con la incógnita sobre si el juvenil Cristian Medina – terminó con una fatiga muscular- para acompañar a Campuzano, las piezas se van a acomodar en la planilla recién en las horas previas al inicio del juego. Una tendencia que Russo viene repitiendo en los últimos partidos. En ese ataque, Villa es la otra fija.

​Vuelven dos, parten dos

​En las próximas horas, además, se terminará de firmar la salida de Wanchope Ábila a la MLS. El cordobés firmará con Minnesota United por un año a préstamo y con una opción de compra elevada, pero antes extenderá su vínculo con Boca hasta diciembre de 2022. 

Por otro lado, el arquero Manuel Roffo, quien iba a quedar libre a mitad de año, jugará en Tigre. El arquero de las Juveniles ya había tenido la chance de emigrar a Arsenal (y antes firmar su extensión con Boca) pero desistió de la idea para quedar con el pase en su poder. Así, el club de Victoria se hará cargo de una deuda que mantenía el futbolista con Boca y se evitó un litigio para luego de su rescisión.

Diego González, ante Racing. (Foto: EFE).

Diego González, ante Racing. (Foto: EFE).

La próxima semana, en tanto, se reincorporará Diego Pulpo González a los entrenamientos después de su operación (fue intervenido quirúrgicamente por lesión de la sindesmosis tibioperonea distal con lesión del ligamento deltoide de tobillo izquierdo, sin fracturas) aunque la idea es ponerlo a punto para el comienzo de la Copa Libertadores, a fines de abril.

Otro que entrará en su última etapa de rehabilitación es Cristian Pavón, quien dejó atrás la operación por sobrehuesos de sus tobillos e inició en el predio de Ezeiza las tareas de kinesiología. Con él, más allá de su situación judicial por una denuncia por abuso sexual, hay dos caminos por delante: mientras el club sigue hablando con la MLS para una transferencia, la alternativa es ponerlo a punto y sumarlo al plantel de Miguel Russo como una opción ofensiva al menos hasta junio. 

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta