Noticias

Bogotá evalúa si vuelve a las cuarentenas por localidades

Tres de las veinte localidades entraron en confinamiento.
Tres de las veinte localidades entraron en confinamiento.

Todo parece indicar que la Alcaldía Distrital de Bogotá no descarta volver a instalar un periodo de aislamiento selectivo por localidades para la ciudad. Al menos así lo dejó saber este miércoles el secretario de Salud de la ciudad, Alejandro Gómez, quien señaló que se trata de una idea en evaluación.

La medida, aseguró, se podría implementar bajo el modelo de semáforo que maneja actualmente la capital colombiana, donde una alerta amarilla no acarrearía un cierre total de la ciudad, pero sí de algunas de sus zonas, dependiendo del nivel de contagios por covid-19 que reporten las mismas durante el periodo de Semana Santa.

En palabras del funcionario, “se harían aislamientos sectorizados cuando una de las localidades ya no esté en amarillo, sino en una etapa superior como la roja o la naranja”.

La posibilidad no ha sido confirmada por la alcaldesa de la ciudad, Claudia López, quien esta noche ofreció una entrevista a Red + Noticias, donde sí señaló que “hoy Bogotá está en alerta amarilla, está en menos de 1.000 casos día, lo mas bajo en los picos y valles que hemos tenido en la pandemia, estamos a menos de 20 fallecidos diarios, lo cual es una fortuna. De manera que entramos a Semana Santa muy bien, el reto es que volvamos de Semana Santa igual de bien”.

En ese sentido, no sobra señalar que, según el Ministerio de Salud, Bogotá tenía hasta el 23 de marzo, 448 camas en unidades de cuidados intensivos ocupadas por pacientes con covid-19; 134 con personas sospechosas de tener la enfermedad y 920 con quienes padecen de otras dolencias, lo que deja a la ciudad con 946 plazas disponibles.

Por su parte, el sistema Distrital Saludata reporta que el porcentaje de ocupación de camas destinadas para la enfermedad es del 55,6 por ciento, por lo que la capital no alcanza, ni siquiera a entrar dentro de los márgenes del 70 u 80 por ciento que le obligarían a adoptar las medidas de toque de queda, pico y cédula y ley seca anunciadas por el Gobierno nacional el pasado martes.

Con ello, la mandataria pidió no hacer reuniones o viajes con personas con las que no se tiene convivencia y mantener las medidas de autocuidado como el uso del tapabocas, el distanciamiento y la buena ventilación. De igual manera, recordó que no habrá ritos religiosos ni procesiones durante la semana mayor.

No obstante, la sola idea de que los cierres por localidades estén en estudio ya generaron malestar en la ciudad. Según dijo a El Tiempo el presidente de la Cámara de Comercio de Bogotá y Cundinamarca, Nicolás Uribe, “Bogotá todavía arrastra las dificultades de haber tenido el mayor número de restricciones durante varios períodos del proceso de reactivación”.

Sobre el avance de la vacunación, ya inició en la capital la segunda etapa de inmunización contra el covid-19, en la que se encuentran las personas entre 60 y 79 años de edad. Al mismo tiempo, las IPS que operan en la ciudad empezaron a agendar, en los más de 400 puntos de vacunación que tiene la capital, a mayores de 75 años para la primera dosis.

Para la aplicación de la vacuna en esta segunda etapa, la población a inmunizar se dividió en los siguientes grupos: primero serán vacunadas las personas entre 75 y 79 años de edad; posteriormente, entre 70 y 74; luego, de 65 a 69 y, finalmente, entre 60 y 64 años. La población que se encuentre entre estos rangos de edades debe actualizar los datos en su EPS y esperar la llamada de agendamiento.

SEGUIR LEYENDO:

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta