Noticias

Brasil: grandes empresas le piden a Jair Bolsonaro mejores políticas ambientales

Una alianza en defensa del Medio Ambiente integrada por ONGS y varias de las mayores empresas que operan en Brasil pidió al presidente Jair Bolsonaro que fije metas más ambiciosas respecto al clima y aplique medidas que enfrenten de forma más efectiva el problema de la deforestación ilegal en la Amazonia y otras regiones del país.

El pedido figura en una carta enviada al mandatario por la Coalición Brasil Clima, Florestas y Agricultura, que reúne a más de 280 empresas e instituciones entre ellas Carrefour, Cargill, o los bancos Bredesco, Itaú y Santander.

La Coalición sugiere la aplicación de seis medidas que permitirían al país recuperar su posición en la agenda climática global, en base a leyes ya vigentes y que Bolsonaro podría presentar en la reunión virtual sobre el cambio climático convocada por el presidente norteamericano Joe Biden para el 22 y 23 de abril, a la que el líder brasileño fue invitado.

EE.UU. pide a Brasil más esfuerzos contra el cambio climático

Biden quiere que el encuentro por videoconferencia con 40 líderes internacionales permita que los países lleguen a acuerdos sustanciales en la próxima Cumbre del Clima, convocada por la ONU para noviembre en Glasgow, Escocia.

La política ambiental de Bolsonaro es uno de los principales obstáculos esgrimidos por sectores de la Unión Europea para rechazar el acuerdo comercial con el Mercosur, y también le ha generado roces al presidente con su colega de Francia, Emmanuel Macron, y con el propio Biden, que cuando estaba en campaña lo criticó duramente.

La semana pasada, fuentes del gobierno norteamericano dieron a entender que la administración Biden podría llegar a aplicar sanciones si no percibe avances “tangibles” en la protección de la Amazonia de parte de Brasil.

La carta de la Coalición recuerda que “Brasil es considerado un país clave en los esfuerzos globales para el equilibrio climático del planeta”, pero esa no sería la política llevada adelante por el gobierno, y en particular por el cuestionado ministro de Medio Ambiente, Ricardo Salles.

Brasil detectó una nueva variante de Covid-19: podría ser una mutación de otras dos cepas

Desde que Salles asumió, en 2018, las cifras oficiales de deforestación son las mayores desde 2008.

Brasil, sostienen las empresas y ONGs nucleadas en la Coalición, solo recibirá inversiones externas si registra avances significativos en su agenda climática. Para eso, debe “alcanzar una significativa reducción de emisiones de gases de efecto invernadero, trabajar por la eliminación de la deforestación ilegal en sus biomas y combatir la ilegalidad”.

Brasil es el sexto mayor emisor de gases de efecto invernadero del mundo, en gran parte por la destrucción de sus florestas. La semana pasada, el ministro Salles dijo al diario Estado de San Pablo que el gobierno podría reducir hasta 40 por ciento la deforestación de la Amazonia, pero solo si la comunidad internacional pusiera a su disposición mil millones de dólares.

“Para nosotros, el punto central de esta cuestión climática es la deforestación ilegal. Es lo que más mancha la imagen de Brasil”, dijo Marcello Brito, portavoz de la Coalición y presidente del consejo de la Asociación Brasileña del Agronegocio (ABAG).

SF

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Dejá una respuesta