Noticias Política

Dirigentes y especialistas en temas internacionales opinaron sobre el abandono del Grupo de Lima

Argentina se retira considerando que el objetivo del Grupo de Lima se limita al hostigamiento al gobierno de Venezuela

Argentina se retira considerando que el objetivo del Grupo de Lima se limita al hostigamiento al gobierno de Venezuela

La decisión de la Argentina de retirarse del Grupo de Lima, formalizada a través de un comunicado oficial de la Cancillería, volvió a reflejar el debate que ya existe y sigue pendiente, tanto en el país como en la región, sobre cuáles son las medidas más adecuadas para apuntalar el diálogo entre los propios venezolanos como única alternativa al conflicto interno de ese país.

Para el vicepresidente del Parlamento del Mercosur (Parlasur) Oscar Laborde, “Argentina hizo un esfuerzo para mantenerse en el Grupo de Lima tratando así de impulsar el diálogo entre el oficialismo y la oposición en Venezuela para encontrar una salida consensuada para la crisis de ese país, pero lamentablemente eso no fue posible porque la intención del resto de los países era exclusivamente hostigar al gobierno venezolano”.

“Ante esa situación -completó Laborde, quien además es titular del Observatorio de la Democracia del Parlasur- correspondía el retiro de la Argentina del Grupo de Lima y buscar el diálogo (entre oficialismo y oposición en Venezuela) con otros actores, como el Grupo de Contacto”.

Laborde, en este último punto, se refería al Grupo de Contacto por Venezuela, una convocatoria internacional que busca mediar entre los sectores políticos venezolanos y que fue motorizada inicialmente por México y por el anterior gobierno uruguayo (del fallecido Tabaré Vázquez, del Frente Amplio).

El Grupo de Contacto tuvo su primera reunión el 7 de febrero de 2019 en Montevideo y de sus tratativas participan, junto a México y Uruguay, España, Francia, Gran Bretaña, Alemania, Italia, Países Bajos, Portugal, Costa Rica, Suecia y Ecuador.

Quien también se refirió al retiro de Argentina del Grupo de Lima fue el sociólogo Atilio Borón, doctor en Ciencias Políticas de la Universidad de Harvard y analista de temas internacionales: “Argentina se retira del Grupo de Lima, invento de (Donald) Trump, (Iván) Duque, (Sebastián) Piñera y (Mauricio) Macri, al cual se sumó (Jair) Bolsonaro, para agredir a Venezuela”, analizó Borón desde su cuenta oficial de Twitter.

“Ahora corresponde enviar un embajador a Venezuela, ¡como tenemos en Colombia o en Saudiarabia!, países en donde sí se violan los Derechos Humanos todos los días y que en lugar de sufrir el criminal bloqueo de EEUU cuentan con todo el apoyo financiero, político y diplomático de Washington”, tuiteó.

Desde una posición bastante cercana se pronunció también el especialista en Relaciones Internacionales Marcelo Brignoni, quien no sólo elogió la decisión de abandonar el Grupo sino que además resaltó que la Argentina “no tiene ninguna necesidad de participar de organismos que no son institucionales y cuya única finalidad es conspirar contra terceros países”.

“El Grupo de Lima no es ninguna institución formal -remarcó Brignoni- y por ende participar de él implicaba participar de una reunión de conspiradores: se trata, apenas, de una convocatoria paraestatal, sin ninguna institucionalidad, así que es bueno que Argentina lo abandone”.

Desde las filas de la UCR y con una postura ubicada en las antípodas, el jefe del interbloque de Juntos por el Cambio en Diputados, el cordobés Mario Negri, manifestó su rechazo absoluto a la decisión.

“En el día más significativo para la lucha por los Derechos Humanos en Argentina, el Gobierno tiene el mal tino de anunciar que se retira del Grupo Lima que condena internacionalmente la violación de DDHH en Venezuela”, cuestionó Negri y luego definió a la medida oficial como “un despropósito mayúsculo”.

También el excanciller de Mauricio Macri, Jorge Faurie, calificó el retiro de la Argentina del Grupo de Lima como “un grave error de política exterior” y luego señaló que “el objetivo” de esa iniciativa internacional “fue y es ayudar a que Venezuela recupere su democracia”.

“Argentina no puede estar del lado de la dictadura de Maduro. Libertad y democracia para los venezolanos”, tuiteó el excanciller, quien en junio de 2018 le anunció a Macri, en un viralizado mensaje por WhatsApp, que se había alcanzado el acuerdo de libre comercio entre Mercosur y Unión Europea (un acuerdo que sin embargo no avanzó y cuya concreción fue puesta en duda por representantes de varios gobiernos, entre ellos el canciller actual del Uruguay, Francisco Bustillo).

En contraste con Negri y Faurie, el exlegislador porteño y referente de la agrupación Puebla José Cruz Campagnoli calificó como “sumamente acertada” la decisión de abandonar el Grupo de Lima, al que definió como una estrategia “inspirada por Trump, Duque, Piñera y Macri” con la intención de “desestabilizar a Venezuela”.

“Es un paso muy importante para reconstruir las instituciones de la Patria Grande, como la Unasur y la CELAC”, señaló Campagnoli, quien al igual que Borón propuso que tras esta medida se designe un embajador argentino en Caracas.

Fuente: Télam

Dejá una respuesta