Noticias

EE.UU cuestiona arrestos de exfuncionarios en Bolivia

LA PAZ (AP) — Estados Unidos dijo el sábado que está preocupado por el creciente “comportamiento antidemocrático y la politización del sistema legal” en Bolivia luego de los arrestos de funcionarios del exgobierno interino del país.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Antony Blinken, dijo en un comunicado que hay dudas sobre la legalidad de los arrestos e instó a Bolivia a liberar a los detenidos en espera de “una investigación independiente y transparente sobre los derechos humanos y las preocupaciones sobre el debido proceso”.

“Hacemos un llamado al gobierno boliviano a expresar con claridad su apoyo a la paz, la democracia y la reconciliación nacional, incluso por la liberación de los exfuncionarios detenidos” agregó.

Desde hace casi dos semanas, la presidenta interina Jeanine Áñez y dos de sus exministros permanecen encarcelados tras ser acusados de sedición, conspiración y terrorismo por un supuesto caso de golpe de Estado en 2019 durante la crisis política y social derivada de la renuncia del entonces presidente Evo Morales tras señalamientos de un presunto fraude para reelegirse a un cuarto mandato. Los conflictos dejaron 36 fallecidos.

El presidente Luis Arce y Morales consideran al pasado gobierno transitorio de Áñez de facto, al argumentar que la exmandataria asumió la presidencia siendo senadora, lo que según ellos no le correspondía. Mientras, la oposición asegura que es un caso político y niegan que haya habido un golpe. Además consideran que las detenciones son ilegales.

Estados Unidos se suma al pedido de organismos como las Naciones Unidas, la Unión Europea y la Organización de Estados Americanos que han exhortado a que se les garantice un debido proceso a Áñez y sus dos exministros. Los gobiernos de Brasil y Chile también formularon el mismo llamado.

La cancillería boliviana manifestó su preocupación en un comunicado difundido la noche del sábado.

“Es una desafortunada muestra de injerencia en asuntos internos, no contribuyen a desarrollar una relación de mutuo respeto entre nuestros Estados, no responde a información objetiva y atentan precisamente contra la institucionalidad que pretenden defender”, añadió.

En tanto, el presidente Arce en su reciente viaje a México sumó el espaldarazo de su colega Andrés Manuel López Obrador en relación al caso.

Sin embargo, el comunicado estadounidense dice que “las recientes detenciones de funcionarios del gobierno interino no están en consonancia con los ideales democráticos de Bolivia: desacreditan los extraordinarios esfuerzos de tantos votantes, candidatos y servidores públicos bolivianos que permitieron las elecciones nacionales de octubre de 2020, así como la votación subnacional del 7 de marzo”.

La defensa y la familia de Áñez han pedido reiteradamente que la expresidenta interina sea trasladada a una clínica por un cuadro de hipertensión que padece. Sin embargo, la justicia no le ha concedido la petición y le ha negado dos veces su pedido de defenderse en libertad.

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta