Economía Noticias

El empleo registrado tuvo un leve retroceso, pero creció entre los asalariados del sector privado

En enero el empleo formal volvió a registrar un leve retroceso (-0,1%), pero con la novedad de que aumentó de manera “relevante” el número de asalariados privados. En cambio, sin estacionalidad, se redujo el de los asalariados del sector público, el del personal doméstico y los trabajadores independientes, mientras aumentó el monotributo social y disminuyó el personal suspendido. En tanto, los salarios acumulan una pérdida interanual frente a la inflación del 3,8%, pero los salarios más bajos retroceden el 5,8%, de acuerdo a los datos difundidos por el Ministerio de Trabajo.

La cantidad de ocupados con aportes a la Seguridad Social en todo el país alcanzó a 11.906.405 personas. Son 26.701 menos que en diciembre 2020. Y 212.587 menos que un año atrás.

“De este modo, luego de tres meses de fuerte contracción del trabajo registrado debido a la pandemia -marzo, abril y mayo-, se acumularon cuatro meses consecutivos con variaciones positivas, se mantuvo estable en octubre y noviembre, registró caída en el último mes del 2020, y nuevamente, en el primer mes del año de 2021 se observa estabilidad. Con respecto al mismo mes del año anterior, el trabajo registrado cayó 1,8% (-212,600 trabajadores)”, resume el Informe laboral..

En tanto, frente a una inflación interanual del 38,5%, la remuneración nominal bruta promedio alcanzó a los $78.789 y creció un 33,2% en relación al mismo mes del año anterior, mientras la mediana ( la mitad de los asalariados) fue de $57.846, una suba interanual del 30,5%. ”En términos reales, teniendo en cuenta la variación del nivel de precios, en enero de 2021 la variación de la remuneración promedio fue del -3,8% y la de la mediana del -5,8% en relación a enero de 2020”.

El Informe de Trabajo destaca que ”en enero de 2021, por primera vez desde la irrupción de la pandemia en el territorio nacional, el número de trabajadoras y trabajadores con empleos asalariados registrados en empresas privadas muestra un crecimiento intermensual relevante” ( +0,3%(en términos desestacionalizados). Y agrega : ”Representa la incorporación de alrededor de 16 mil trabajadoras y trabajadores en la economía formal.. Para encontrar un crecimiento intermensual similar al observado en este último mes en la evolución histórica del trabajo registrado del sector privado, es necesario retrotraerse hasta junio de 2015 (cuando el empleo creció un 0,3%), nada menos que 67 meses antes de la medición actual”..

Entre las principales ramas de actividad que mostraron aumentos en el empleo figuran Construcción (+2,1%), Enseñanza (+1,4%), Actividades inmobiliarias, empresariales y de alquiler 0,5%, Agricultura, ganadería, caza y silvicultura (+0,3%) e Industrias manufactureras (+0,1%). y Transporte y comunicaciones (+0,1%).. Por el contrario, el empleo cayó en Hoteles y restaurantes (-2,2%) e Intermediación financiera (- 0,3%). El sector Hoteles y restaurantes continúan mostrando un proceso de destrucción de empleo desde el inicio de la pandemia.

Por su parte, siguió disminuyendo el personal suspendido. “Entre abril de 2020 y enero de 2021, las suspensiones acumulan una reducción del 75%, afectando en enero a 192 mil trabajadoras y trabajadores (lo que representa, 580 mil relaciones laborales suspendidas menos desde abril). Así, la incidencia de las suspensiones en el total del empleo asalariado privado pasó del 13% en abril de 2020 al 3% en enero de 2021”..

Hacia delante, las expectativas de las empresas en relación a la contratación de personal para los próximos tres meses resultaron positivas (2,4%), ubicándose en un valor alto en relación a los últimos años. “En efecto, para encontrar un valor de expectativas positivas mayor al 2% hay que retrotraerse a mayo de 2018. De todas formas, en los últimos meses los valores continúan oscilantes como para permitir plantear una tendencia clara”.

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta