Noticias

El establishment se reunió en Bariloche: hubo políticos invitados y sobrevoló la idea de que “nunca estuvimos peor”

El logo del Foro en el tradicional hotel de Bariloche
El logo del Foro en el tradicional hotel de Bariloche

Paisaje bucólico, clima “muy fresco” y caras largas. Entusiasmo por lo que puede venir para la Argentina, pero con la idea de que “nunca estuvimos peor”. Barbijo obligatorio y actividades al aire libre que en un momento se suspendieron por lluvia. Cuando entraron: ventanales abiertos. Mucho abrigo: gorros, guantes y calzado cómodo con suelas gruesas.

Así se desarrolló la jornada principal del Foro Llao Llao, un grupo que congrega a buena parte del “círculo rojo” y que se llama así por el lugar que los convoca todos los años, el tradicional hotel cinco estrellas de Bariloche.

Fueron pocos más de 40 hombres y mujeres de negocios que viajaron al sur patagónico. Entre ellos, Cristiano Rattazzi y su hijo Urbano; Martín Eurnekian (AA2000), Alfredo Poli (Pluspetrol), Nicolás Sanchéz (Grupo Prima), Mateo Salvato, Pierpaolo Barbieri (Ualá) y Gonzalo Tanoira (San Miguel). Los presentes extrañaron a nombres como Marcos Galperin (Mercado Libre) y Gustavo Grobocopatel (Los Grobo), ambos radicados en Uruguay; a Martín Migoya (Globant), en España por estos días, y a otros referentes del grupo, como Carlos Miguens y Federico Braun.

Eduardo Elsztain, presidente de IRSA y accionista del emblemático hotel, es el anfitrión central de estos encuentros que se realizan desde 2012. Un año antes, por la erupción luego de la erupción del volcán Puyehue, los duelos del hotel capitalizaron el negocio y se quedaron con noches libres. Elsztain envió invitaciones de regalo a la comunidad emprendedora y decidieron ir todos juntos. Hubo 3 encuentros informales y el Foro Llao Llao nació en 2015 con el objetivo de dialogar, debatir y trabajar por una Argentina mejor. La mesa ejecutiva del Foro está compuesta por Ezequiel Herszage (IRSA), Luciano Nicora (Endeavor) y Agustín Otero Monsegur (San Miguel).

La charla de Eduardo Levy Yeyati y Rafael Rofman (Foto Mateo Salvatto @Mateons)
La charla de Eduardo Levy Yeyati y Rafael Rofman (Foto Mateo Salvatto @Mateons)

Anoche hubo comida de apertura –trucha patagónica– y Elsztain resaltó la importancia del encuentro y agradeció a los presentes quienes, más allá de contexto difícil, “hicieron un gran esfuerzo por estar”.

“Sin un acuerdo no llegamos a nada. Estamos mal y si no cambiamos nos vamos al tacho todos”, le resumió uno de los presentes a Infobae.

De qué hablaron

Por la mañana, en un panel sobre empleo y sistema previsional, expusieron el economista Eduardo Levy Yeyati y Rafael Rofman, de Cippec, hasta el año pasado funcionario del Banco Mundial. Coincidieron en que la Argentina gasta el triple en los adultos mayores que en los niños, suerte de ley inversa de los padres se deben a sus hijos. Levy Yeyati lo puso en términos del mito de Saturno, que se devora a sus hijos. Ambos hicieron énfasis en la necesidad de fomentar el empleo joven y la formación profesional, reducir la carga sobre el trabajo y liberar recursos para educación, empleo y formación profesional, de forma de alinear mejor los recursos entre generaciones.

Hubo otro panel de Andrés Malamud y Julia Pomares (presidenta del Cippec) sobre el futuro de las democracias. Malamud levantó aplausos.

Andrés Malamud participó por videconferencia desde Portugal
Andrés Malamud participó por videconferencia desde Portugal

Y a la mañana estuvo Patricia Bullrich. Con perfil y discurso de candidata presidencial, tiró líneas de lo que debería hacer el próximo gobierno. “Cayó muy bien y estuvo moderada”, destacó uno de los presentes. “Trajo una presentación de un plan de gobierno, llamada Un Camino para la Argentina, y fue muy autocrítica con la gestión de Cambiemos en muchos aspectos. Habló mucho de empleo y de educación”, agregó.

Hubo también un panel sobre casos inspiradores e innovadores, motivadores para los empresarios, en el que se destacó Mateo Salvato. También estuvo invitado como orador el periodista Iván Schargrodsky.

En otro panel, coincidieron en una videoconferencia Hernán Lacunza y Emmanuel Álvarez Agis. Lacunza trajo a colación lo que habían dicho Yeyati y Rofman a la mañana, la idea de que la Argentina gastaba en triple en los adultos mayores que en los niños. Lacunza enfatizó la temporalidad, la volatilidad de las políticas y destacó que los mismos legisladores, los mismos gobernadores votaron en los últimos dos años pactos fiscales y leyes impositivas opuestas entre sí, lo que confiere aún menos credibilidad a las decisiones que se toman y a la confianza en las reglas de juego, al ambiente de inversión.

El evento convocó a 40 empresarios y se respetaron las medidas de distanciamiento, aseguraron los organizadores
El evento convocó a 40 empresarios y se respetaron las medidas de distanciamiento, aseguraron los organizadores

Entre los empresarios, se habló mucho de la migración. Es algo que ahora los empresarios lo viven en carne propia, una diáspora empresarial que entienden como una suerte de etapa superior de la descapitalización del país. En ese contexto, se lamentó la ausencia de gente como Karina Román (Grupo Román) y de Galperin.

Eduardo “Wado” de Pedro hizo un discurso componedor, amable, que los empresarios escucharon atentos. “Wado estuvo bien, increíble, cayó muy bien”, comentó otro empresario. Habló de las políticas del gobierno y defendió el impuesto a la riqueza y los cambios impositivos, comparándolo con el tributo “solidario” del que ahora habla el FMI. “Lo pensé mucho”, confesó el ministro sobre la invitación de los empresarios y aseguró que valió la pena viajar “para romper fantasmas”.

Hoy almorzaron carne con milhojas de papas y mañana habrá conclusiones. El ambiente general es crítico. “No me quiero ir, quiero levantar esto, pero objetivamente la sensación dominante es que nunca estuvimos peor”, concluyó otro de los presentes. Los empresarios no encuentran ningún rédito en pelearse frontalmente con las autoridades, pero hay muy poca expectativa respecto del gobierno.

SEGUIR LEYENDO:

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta