Noticias

El Senado convirtió en ley la reforma del Impuesto a las Ganancias y Monotributo

El Senado convirtió en ley la modificación del impuesto a las ganancias, que eleva a 150 mil pesos brutos el nuevo piso para gravar salarios, así como la reforma del régimen de monotributo.

La iniciativa se votó a las 22 hs por unanimidad, con 66 votos afirmativos.

El debate sobre ambas iniciativas comenzó pasadas las 17:00 y se prevé que la votación se lleve a cabo alrededor de las 22:00, con amplio consenso entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio, pese a disidencias parciales por parte de la oposición.

La iniciativa impulsada por el Gobierno -y aprobada por la Cámara de Diputados con 241 votos a favor y 3 abstenciones- elevará a el mínimo no imponible del impuesto a las ganancias a 150 mil pesos brutos y, en el caso de los jubilados, comenzará a pagarse a partir de los ocho haberes mínimos, y ya no de los seis.

En qué consiste la modificación

El Gobierno estima que alrededor de 1.300.000 trabajadores dejen de pagar este tributo a partir de esta ley y, según preciso el Ministerio de Trabajo, otras 200 mil personas, cuyos ingresos están entre los 150 mil y los 173 mil pesos, verán reducida la carga tributaria a través de una deducción especial y pagarían menos que en la actualidad.

El proyecto también exime al sueldo anual complementario de quienes ganen hasta 150 mil pesos y también al salario que perciban los trabajadores en relación de dependencia en concepto de bono por productividad hasta un monto equivalente al 40% de la ganancia no imponible cuando la remuneración bruta no supere los 300 mil pesos mensuales.

Además, prorroga hasta el 30 de septiembre de 2021 la exención para las remuneraciones por guardias obligatorias y horas extras, y todo otro concepto que se liquide en forma específica y adicional.

La iniciativa también amplía la deducción para cónyuges y establece que las asignaciones mensuales y vitalicias de los ex presidentes y vicepresidentes van a estar alcanzadas por el impuesto.

Por otra parte, la modificación sobre monotributo apunta a resolver el problema de la actualización surgido de la suspensión del índice de movilidad previsional anterior y a generar un puente para la transición al régimen general.

Según explicó oportunamente la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont, el “núcleo duro del proyecto” es que “el paso al régimen general no sean tan abrupto, que no pase a tener una carga tributaria muy superior”.

El punto clave de esta iniciativa es que aquellas personas que fueron excluidas del régimen de monotributo en 2019 y 2020 podrán volver si se excedieron en la facturación por hasta el 25% de su escala, pagando una diferencia, mientras que quienes se hayan pasado por arriba de ese 25%, pasarán al régimen general, pero con quitas y reducción de Ganancias y de IVA.

ds

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Dejá una respuesta