Deportes Noticias

El uruguayo Santiago Silva pidió una habilitación provisoria para volver a jugar al fútbol

El delantero uruguayo Santiago Silva se presentó en las últimas horas del jueves ante el Tribunal de Disciplina de la AFA y pidió “una habilitación provisoria” para volver a jugar. El Tanque atraviesa una suspensión de dos años por un caso de doping que él justificó a partir de un tratamiento de fertilidad que comenzó a realizarse en 2019.

“Silva se presentó solo a declarar y expuso durante media hora su situación, solicitando finalmente un pedido de habilitación provisoria que ahora el Tribunal de Disciplina analizará y luego, en caso de aprobarse, se notificará a la FIFA sobre el tema”, explicaron desde el organismo.

“Este es un caso de doping que puede ser revocado solamente si el jugador se presenta a declarar ante el Tribunal de Disciplina o realiza una presentación formal al respecto, algo que Silva hizo hoy (por ayer)”, aclararon en diálogo con la agencia Télam.

Silva, de 40 años, quedó en libertad de acción tras haber finalizado su contrato con Argentinos Juniors y en las últimas horas circuló la versión de que su excompañero en Banfield y Boca, Walter Erviti, hoy director técnico de Atlanta, lo tentaría para llevarlo al club de Villa Crespo, que milita en la Primera Nacional. Como está cerrado el libro de pases, la AFA tendría que hacer otra excepción.

Silva y Erviti, juntos en Boca.

Silva y Erviti, juntos en Boca.

La sanción a Silva comenzó a correr en octubre del año pasado, cuando el fútbol se reanudó en la Argentina tras la interrupción por la pandemia de coronavirus. Antes, Silva había podido jugar tras interponer una medida cautelar en la Justicia ordinaria mientras el castigo todavía no era definitivo. Por eso, la suspensión actualmente corre hasta octubre de 2022.

El uruguayo argumentó que la dosis elevada de testosterona que detectó el control que se le realizó en abril de 2019, cuando jugaba para Gimnasia y Esgrima La Plata, se debió “a que estaba realizando un tratamiento de fertilidad”.

“Lo hice en enero de 2019 y no había ningún problema entonces, porque tenía todos los certificados. Pero después hubo un problema y se elevó la hormona”, explicó el Tanque.

En el último mes desde distintos ámbitos del fútbol nacional se llevaron a cabo pedidos públicos para que Silva vuelva a jugar. La semana pasada el uruguayo nacido el 9 de diciembre de 1980 en Montevideo se recibió de director técnico. Pero antes quiere cerrar su carrera como futbolista dentro de un campo de juego.

Fuente: Télam

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta