Noticias

Estiman que la inflación del primer trimestre ya se ubicó en 12% y advierten sobre abril

La inflación seguirá siendo una mala noticia para el Gobierno, ya que diversos consultores estimaron que el aumento de precios al consumidor en marzo se ubica en un piso del cuatro por ciento, al tiempo que advierten sobre el arrastre para los meses de abril y mayo, lo cual complicaría notablemente el cumplimiento de la pauta oficial del 29% para todo este año.

En primer término, Fausto Spotorno, economista de la consultora Orlando Ferreres, anticipó que la inflación de marzo se ubicará en torno al cuatro por ciento, debido al incremento de alimentos, bebidas, combustibles y el rubro educación.

“Hasta la tercera semana de este mes teníamos una proyección del 3,5 por ciento, con lo cual es muy factible que marzo termine con un cuatro por ciento de inflación. Es decir, que en el primer trimestre vamos a tener un nivel inflacionario de casi un 12 por ciento”, anticipó.

Inflación: advierten que este año se complicará alcanzar el objetivo oficial del 29%

El especialista consideró que “en abril va haber varios aumentos también, en especial los combustibles, que incide la gran mayoría de los precios y habrá también incrementos nuevamente en el rubro educación, como también podría afectar algo el sector turismo por Semana Santa”.

Por su parte, Guido Lorenzo, economista de la consultora LCG, anticipó a Perfil que “marzo viene con una inflación piso del cuatro por ciento”.

“Nosotros pensábamos que podría haber una cierta desaceleración, pero finalmente esto no ocurrió. Y estimamos que en abril la inflación también va ser muy elevada, y que este panorama va a continuar por lo menos hasta mediados de año”, recalcó el especialista.

Lorenzo resaltó que “con este ritmo que tiene la evolución de los precios, entre junio o julio estaríamos casi con una inflación acumulada muy cercana a la pauta del 29 por ciento calculada para todo el año”.

El economista remarcó la evolución de las subas en alimentos, ya que en marzo observó un incremento de precios en ese rubro del orden del 4,5 por ciento.

El panorama continuaría en el segundo trimestre, ya que hay que considerar que abril viene también con varios aumentos.

Cuáles son los aumentos que vienen para abril 

 

El incremento de mayor impacto será en los combustibles, ya que YPF anunció que volverá a hacer un ajuste de 5% en los precios de surtidores.

Una vez que se complete el tramo de aumentos previstos para abril y mayo, el precio del litro de nafta premium alcanzaría los $100.

Las subas previstas para abril van desde transporte público en la Ciudad hasta servicios.

Además, habrá un ajuste del 10% en los sueldos del personal doméstico, y aumentarán las expensas producto del acuerdo de paritarias que lograron los encargados de edificios.

En el sistema financiero, en el cuarto mes del año volverán a cobrar la extracción en cajeros automáticos.

En la Ciudad de Buenos Aires, tras el ajuste de marzo, el pasaje de subte y premetro volverá a subir, desde el 18 de abril próximo.

Además, habrá una segunda suba del taxis, tras el incremento de finales de febrero, y la bajada de bandera se ubicará en $85,70 en abril.

Crece la tensión dentro del Gobierno con Guzmán por el aumento de la inflación

En tanto, los encargados de edificios cerraron paritarias y en abril recibirán un ajuste salarial que impactará sobre el valor de las expensas. El gremio cerró un acuerdo del 32%, que en abril tendrá su primera cuota del 7%.

Según los referentes del sector, la mejora en los salarios de los encargados se traducirá en un alza de alrededor de 5% y 7% en las expensas, ya que al ajuste de bolsillo se suman las cargas patronales que deben pagar los consorcistas.

Y después de abril será el turno del ajuste de las tarifas de electricidad y gas, que aún no está decidido, pero que rondarían entre el 12 y 15 por ciento.

Cuáles son las expectativas con la inflación en el mediano plazo

Todo este cuadro de situación se traduce también en las previsiones inflacionarias para el año, según los datos de algunas de las últimas encuestas realizadas.

Precisamente, la Encuesta de Expectativa de Inflación llevada a cabo por el Centro de Investigaciones en Finanzas de la Universidad Torcuato Di Tella reveló que la inflación que prevén los consumidores argentinos consultados en una encuesta para los próximos doce meses subió más de un punto porcentual en febrero, alcanzando el 45,2% en el promedio de las respuestas. 

El aumento que registran las expectativas de inflación está atado a la aceleración de precios, principalmente en alimentos, que hubo en los últimos cuatro meses. 

En enero los consumidores argentinos esperaban que la inflación del 2021 fuera de 44,1%, pero ahora estiman que en los próximos doce meses habrá una suba generalizada de precios del orden del 45,2%. 

Las datos de la encuesta de la  UTDT  muestran que los consumidores no prevén una desaceleración de precios en los próximos meses. 

“En los últimos cinco meses, el promedio de la inflación esperada fue de 44,7%. Hace un año, este promedio era de 32,6%”, indica el estudio al dar cuenta del aumento de precios esperado por los consumidores. 

Según la distribución regional del estudio –realizado con una encuesta desarrollada por Poliarquía Consultores-, el interior del país continúa mostrando mayores expectativas de inflación con un 49,1%. 

Allí también es dónde subió más la inflación esperada: 1,3 puntos porcentuales respecto a la medición de enero. 

Al analizar por nivel de ingreso (aproximado por el nivel educativo), los hogares con ingresos menores tienen una expectativa mayor que los de mayores ingresos (46,7% vs 44,3%). 

Esta brecha se incrementó: en enero era de 1,1 puntos porcentuales; ahora es de 2,4 puntos porcentuales, dice el estudio de la  UTDT . 

LR

    

También te puede interesar

Fuente: Perfil

Dejá una respuesta