Economía Noticias

Gracias a la suba de la soja, Argentina tuvo una ganancia extra de US$ 1.107 millones en dos meses

El “viento de cola”, que irrumpió hace años en el lenguaje económico, alude a las mejoras de los precios internacionales de las materias primas. Desde hace algunos meses, ese viento viene soplando más fuerte y, en febrero, arrojó en el comercio exterior una ganancia doble: subieron los precios de lo que exportamos y bajaron los precios de las importaciones. Eso dejó “dólares extras” o una ganancia extra de U$S 701 millones.

En enero pasó lo mismo, aunque en menor magnitud, y en solo 2 meses, por la mejora de los precios del comercio exterior, el país registró una ganancia en los términos del intercambio de 1.107 millones de dólares, de acuerdo a los cálculos del INDEC.

Así sobre US$ 2.131 millones que arrojó el superávit comercial en los dos primeros meses de este año, más de la mitad se explica por el efecto precios porque en cantidades se exportaron 3,9% menos. Si se hubiesen mantenido los precios de un año atrás, el excedente comercial hubiera sido de U$S 1.024 millones.

Según el INDEC, en febrero las exportaciones aumentaron 9,1% respecto a igual mes de 2020 (397 millones de dólares), debido principalmente a un aumento de los precios de 14,2%, en tanto las cantidades disminuyeron 4,5%.

En tanto, las importaciones aumentaron 16,4% respecto a igual mes del año anterior (522 millones de dólares), principalmente por suba en las cantidades de 19,0% ya que los precios disminuyeron 2,2%.

En consecuencia, “debido a que el índice de precios de las exportaciones tuvo una suba de 14,2%, y el índice de precios de las importaciones una baja de 2,2%, el país registró una ganancia en los términos del intercambio de 701 millones de dólares”, dice el INDEC.

Y si se agrega enero, en sólo los dos meses de 2021, “el índice de precios de las exportaciones tuvo una suba de 12,5% y el índice de precios de las importaciones, una baja de 0,4%; el país registró una ganancia en los términos del intercambio de 1.107 millones de dólares”.

Esta mejora de los precios del comercio exterior comenzó en noviembre y viene produciendo esta ganancia en los llamados “términos de intercambio”. En noviembre fueron US$ 332 millones; en diciembre, US$ 140 millones; en enero, US$ 406 millones y en febrero, U$S 701 millones.

La consultora LCG explica que “durante el mes de febrero, el precio en puertos argentinos del aceite de soja y de los pellets de soja se ubicó 49% y 44%, respectivamente, por encima del registro de un año atrás. Estas mejoras en los precios de productos exportados se traducen en mayores ventas de manufacturas de origen agropecuario (MOA), que en los dos primeros meses del año tuvieron subas superiores al 40% interanual, los guarismos más altos desde 2011”.

En la misma línea, la consultora ACM dice que “si bien las exportaciones mostraron una dinámica favorable, la misma se debió fundamentalmente a la evolución de los precios internacionales mientras que las cantidades continúan mostrado una dinámica desfavorable. El efecto de los mejores precios internacionales de las exportaciones sumaron US$ 621 millones adicionales respecto de un año atrás, lo que muestra su gran incidencia en el resultado comercial”.

NE

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta