Economía Noticias

Impuesto a las Ganancias: debate de fin de semana en Diputados, con retoques hasta último momento

Inesperadamente en un sábado, y con retoques hasta último momento, Diputados debatirá en una maratónica sesión los cambios al Impuesto a las Ganancias. A pesar la escalada de tensión entre las bancadas, el proyecto tiene amplio consenso y apuestan a que en general se apruebe por unanimidad.

La iniciativa presentada por el propio presidente de la Cámara, Sergio Massa, eleva el piso del Impuesto a las Ganancias a $ 150.000 para los asalariados y de 6 a 8 haberes mínimos para los jubilados. El beneficio alcanzaría a 1.200.000 personas y el costo fiscal, según la Oficina de Presupuesto del Congreso, se estima en $47.569 millones, sin incluir las últimas modificaciones.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, está siguiendo la negociación de los últimos retoques al proyecto de Ganancias.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, está siguiendo la negociación de los últimos retoques al proyecto de Ganancias.

Los cambios seguirán abiertos hasta la votación. “Se le van a hacer últimos agregados en el recinto”, confirmaron cerca de Sergio Massa quien el viernes pulía los retoques puertas adentro de su bloque y con el aval del ministro de Economía, Martín Guzmán, recién llegado de su visita a Nueva York.

El proyecto original ya sufrió varias modificaciones. Entre las últimas ,y a pedido de los gremios, se eximió del pago del impuesto al reintegro de gastos de guardería y se prorrogó la exención para las horas extras para el personal de salud, por la pandemia. Ahora se evaluaba extender también ese beneficio a las Fuerzas Armadas.

A su vez, que la actualización del piso para tributar se haga semestralmente, en vez de en forma anual como fija el texto original, es otro de los puntos en consideración.

Se espera que Guzmán sea parte de la comitiva de funcionarios que se hará presente en el recinto en el arranque de la sesión. Además, irá al Congreso una delegación de la CGT, de la CTA y la Corriente Federal.

Que haya acuerdo no recorta los tiempos de debate. Solo del Frente de Todos hay 90 oradores previstos por este tema, a los que se sumarán los demás bloques.

No sólo se debatirá Ganancias, también la ley de Educación Ambiental y un proyecto de Control de Dopaje en el Deporte. Los cambios en Monotributo quedaron postergados para la próxima sesión. Igual, los estimados apuntan a que la sesión termine entrada la mañana del domingo.

La oposición, por su parte, hará oír los pedidos que no fueron incorporados en la norma. Juntos por el Cambio solicitó que se contemple a los autónomos; que la actualización se hiciera por el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en vez de la Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE); y que se eximiera a los jubilados.

Por eso, acompañarán en general, pero votarán en contra de artículos en particular. “Apoyamos cualquier iniciativa que baje la carga tributaria. Este gobierno subió 14 impuestos en el último año. Se sigue ahogando con impuestos al sector privado”, aseguró a Clarín el diputado del PRO, Luciano Laspina.

El lavagnismo también apoyará pero con críticas. “Lamentamos profundamente que el oficialismo haya ignorado nuestra propuestas de aumentar las asignaciones familiares para muchos más que están en peores condiciones porque su ingreso ni siquiera alcanza al mínimo no imponible del impuesto”, afirmó Jorge Sarghini a Clarín.

Incluso la Izquierda, que tiene un proyecto propio para eliminar directamente el Impuesto para todos los trabajadores bajo convenio y para los jubilados, dará su aval. “El salario no es ganancia. Con el proyecto oficial seguirán pagando este impuesto más de 700 mil trabajadores. Pero en caso de que no se contemple nuestro planteo vamos a acompañar en general ya que significará un alivio para muchos trabajadores”, aseguró Nicolás del Caño a Clarín.

La sesión llega en un clima de alta tensión entre las bancadas del oficialismo y la oposición. De hecho, que las puertas del Congreso se abran en fin de semana -situación que en la historia solo de dio para casos de emergencia- es el resultado de una seguidilla de cortocircuitos políticos.

La idea original era debatir Ganancias el jueves, pero para ese día la oposición de Juntos por el Cambio y el Interbloque Federal habían pedido la sesión especial por Biocombustibles, tema que encendió la pelea.

El Frente de Todos no quiso “enchastrar” la discusión del proyecto de Ganancias – su caballito de batalla en la previa a la contienda electoral- y descartó ese mismo día. El viernes no daban los tiempos para hacer los test PCR y dilatarlo hasta la semana que viene no fue opción.

Massa y Máximo Kirchner sorprendieron al decidir abrir el recinto un sábado; una decisión muy por fuera de lo común. La decisión que fue criticada, entre otros, por el legislador del PRO, Waldo Wolff quien consideró una falta de respeto que no se tenga en consideración la celebración de la Pascua Judía.

Más allá de alguna asamblea legislativa del 1° de marzo que haya caído sábado en la historia, la última vez que el cuerpo se reunió un sábado fue en 2012, para un homenaje especial por el 24 de marzo. Pero para la votación de un proyecto es necesario remontarse más en el tiempo.

En 2008, en plena crisis por con el Campo, Diputados aprobó la polémica Resolución 125 de retenciones. El debate había empezado el viernes y terminó el sábado a la tarde. Lo mismo ocurrió en 2002, cuando se derogó la ley de convertibilidad un sábado.

Mirá también

Mirá también

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta