Economía Noticias

Inquietud empresaria por el rechazo presidencial al fallo de la Corte: “Hay que acatar”

Aunque comentar los fallos de la Corte sigue siendo una actividad reservada a los juristas, ayer en el ámbito empresario surgieron voces de varios sectores en un solo sentido: deben respetarse.

Fue la manera elegida por el ambiente de negocios para dejar en evidencia que la reacción presidencial sobre la Corte y su fallo acerca de la autonomía de la ciudad y el derecho a la educación, es equívoca.

Es que apenas conocido el fallo de la Corte, Alberto Fernández lo criticó refiriéndose a “la decrepitud del Derecho”.  Lo escuchaba en la radio del auto el dueño de una metalúrgica exportadora. Soltó: “Este tipo de declaraciones alientan a no acatar las decisiones judiciales y si no se acata y se devalúa lo que dice el máximo órgano de justicia, quién puede creer que existan reglas de juego en el país, quién va a invertir”, señaló solicitando el off the record.

“Los fallos de la Justicia deben ser respetados, de eso se trata la división de Poderes”, marcaron desde el Foro de Convergencia Empresaria que aglutina a más de 50 cámaras.

“El fallo de la Corte es muy favorable al Estado de derecho y en particular al futuro del país. Muestra racionalidad y la independencia de los distintos poderes”, sostuvo ante la consulta de Clarín Gonzalo Tanoira, presidente de la Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE).

José Urtubey, de Celulosa y dirigente de la Unión Industrial, apuntó: “Más allá de las consideraciones personales, la Corte es la última instancia, su fallo puede ser opinable pero debe ser acatado”.

Para Jaime Campos, presidente de la Asociación Empresaria Argentina (AEA), “la Constitución Nacional es la columna vertebral de nuestra organización política, económica y social. En este como en todo momento debemos respetar su ordenamiento republicano por el cual rige plenamente la división y la independencia entre los Poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial”.

Desde Mendoza el fallo tuvo otra lectura. Carlos Iannizotto, bodeguero y presidente de Coninagro que nuclea a productores medianos y a cooperativas, comentó a este diario: “Sin inmiscuirme en la discusión de fondo sobre la presencialidad en este contexto de pandemia, discusión que debe ser llevada a cabo con datos objetivos sobre la situación como señaló la Corte, celebro el fallo como una demostración del funcionamiento de las instituciones. El rol de la Corte es el de velar por las autonomías provinciales, y así sucedió”.

De acuerdo a su razonamiento, que la discusión haya llegado a la Corte es la consecuencia de que no se logró, o no se buscó, una solución al conflicto a través del diálogo político. “En este difícil contexto social y económico, maximicemos la vocación de diálogo para contener la angustia que está atravesando la sociedad. La sociedad pide que busquemos formas consensuadas de resolver estos complejos desafíos que nos pone por delante la pandemia”, concluyó.

Mirá también

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta