Noticias Política

La AFIP avaló que Cristóbal López levante la quiebra de Oil Combustibles

Mientras la Cámara en lo Civil y Comercial ratificó que en el caso de Oil Combustibles -la petrolera de Cristóbal López y Fabián De Sousahubo “hechos ruinosos o fraudulentos” por parte de la firma que se acogió “sistemáticamente a planes de pago para obtener liquidez de forma irregular” con la “complicidad de funcionarios estatales”, la AFIP que dirige Mercedes Marcó del Pont dio el visto bueno para que se evite la liquidación de Oil: prestó conformidad al avenimiento respecto de la propuesta de López y De Sousa para gestionar la deuda que la justicia investiga y juzga como un fraude millonario.

Oil Combustibles logró un resultado favorable con la resolución de la AFIP. La conformidad que dio el organismo recaudador este lunes podría evitar que la jueza en lo Civil y Comercial Valeria Pérez Casado distribuya 100 millones de dólares entre los acreedores de la petrolera. Este paso era la instancia de liquidación final para dar así por concluido un proceso que inició en mayo de 2018, cuando decretó su quiebra.

Después de ingresar a la moratoria fiscal impulsada por el presidente Alberto Fernández, que posibilitó que empresas quebradas obtengan un plan de facilidad de pagos, Cristóbal López inició otro proceso que obtuvo la aprobación de la AFIP. Buscó un avenimiento, es decir, obtener la conformidad de todos los acreedores para encontrar otra camino para la cancelación de la deuda y así evitar la liquidación de Oil El abogado de López, Eduardo Favier Dubois, presentó los últimos meses informes mostrando la conformidad de diversos acreedores verificados en el proceso de quiebra.

El 8 de marzo, la jueza Pérez Casado pidió más información al respecto. Lo cierto es que, pese a estar quebrada desde 2018, inactiva desde entonces y con sus principales activos ya vendidos, Oil ya consiguió que su principal acreedor -el fisco- brinde conformidad para evitar la liquidación de lo que queda de la compañía. De prosperar este planteo de la AFIP, el dueño de Indalo está más cerca de levantar la quiebra de la petrolera.

En el escrito de doce páginas de la AFIP, se resolvió autorizar al Representante del Fisco “otorgar la conformidad” a este proceso que es el avenimiento, lo que permitirá que Oil Combustibles no quiebre definitivamente.

La responsable de asuntos jurídicos del fisco, Romina Zorrilla firmó la resolución señalando que “la deudora deberá cumplir con la adhesión definitiva al régimen otorgado dentro de los treinta (30) días corridos de notificada la conclusión de la quiebra por avenimiento”. Esto sucede, porque aún faltaban algunos acreedores que den su consentimiento a la propuesta de Cristóbal López a otra modalidad de pago de la deuda, que no sea liquidar la compañía.

Sin embargo, el escollo más grande quedó superado: el organismo recaudador es el acreedor principal de Oil y ya otorgó su visto bueno para que el empresario K evite la quiebra. ​

La oposición en el Congreso se había opuesto a la inclusión de Oil en la nueva moratoria, y presentó una nota que detalla la deuda de la compañía, señalando que la firma “ha manifestando su voluntad de acogerse a un plan de facilidades de pago para cancelar la totalidad de sus deudas tributarias verificadas en el concurso (6.739.449.633 pesos), en la quiebra (1.507.702.128 pesos) y pendientes de resolución (3.548.496.183 pesos)”. En el fuero federal, donde se juzga por defraudación a los dueños del Grupo Indalo, la anterior gestión de la AFIP había reclamado una deuda con la AFIP de 10.000 millones de pesos.

Pero la petrolera sumó otro problema: en 2018 la quiebra se dictó con continuidad, y esto generó nuevas deudas por “el incumplimiento de obligaciones impositivas a su cargo motivadas en la continuidad de la explotación”, señaló la AFIP, que además exige el pago de otros 20 millones de pesos.

Para Cristóbal López, la deuda no supera los 560 millones de pesos. Pero recientemente un fallo de la Sala D de la Cámara de Apelaciones del fuero Civil y Comercial reiteró sus duros términos. Al rechazar un planteo del empresario respecto a cuándo comenzar a contabilizar la cesación de pagos, los camaristas indicaron que Oil generó una “dramática realidad” que puso al fisco en una situación de “dificultad para el recupero de sus acreencias”, como “directa consecuencia de una desorbitada deuda fiscal cuya existencia no puede sino explicarse a partir de evidentes complicidades de funcionarios estatales”, en relación a la AFIP de la gestión kirchnerista, conducida por Ricardo Echegaray.

Mirá también

Mirá también

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta