Economía Noticias

La AFIP no podrá cobrarle el “impuesto país” a un contribuyente que está en el exterior

La Sala II del Juzgado Federal de Azul, provincia de Buenos Aires, le ordenó a la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que se abstenga de efectuar retenciones del 30 y el 35%, por el “Impuesto PAIS” y por adelanto de percepción de impuesto a las Ganancias, respectivamente, sobre los consumos con tarjeta de débito de la caja de ahorro de un contribuyente hasta tanto no finalice el tratamiento de su hija en el exterior.

Al admitir la acción de amparo, el tribunal enfatizó que el grupo familiar de la niña sometida a tratamiento en el exterior está en una posición de extrema vulnerabilidad, sin poder trabajar debido a los cuidados que demanda su atención y sustentándose con donaciones.

En su posición, el fallo también estimó que la posición de la demandada carecía de toda razonabilidad porque exponía al amparista “a un derrotero interminable de tramitaciones administrativas a fin de obtener la devolución del dinero”.

“Más allá de que los gastos efectuados no se dirigen directamente a solventar el tratamiento, no cabe duda de que el espíritu que inspiró las excepciones previstas en la ley 27541 y en la RG 4815 fue evitar entorpecer terapias como las que lleva a cabo la menor; máxime, teniendo en cuenta la situación económica de una familia que, dependiendo de donaciones, no se encuentra en condiciones de esperar el prolongado tiempo que demora la Administración en devolver el dinero de las retenciones”, señala el fallo.

Al demandar, el amparista narró que en octubre de 2019 su hija fue diagnosticada con leucodistrofia metacromática, la misma enfermedad que padeció su hermana mayor -quien falleció en 2015-.

Si bien no existe un tratamiento efectivo para dicha enfermedad, el contribuyente presentó un informe social realizado por el Hospital de Niños “Debilio Blanco Villegas“, del cual surge que la nena fue seleccionada por el Children’s Hospital of Pittsburgh y por el laboratorio Takeda Pharmaceutical Company para realizar un tratamiento experimental, lo que implica residir en Estados Unidos durante dos años. Aunque finalmente ese mismo tratamiento lo recibe en una clínica asociada en Brasil.

En su alegato, el contribuyente que pedía ser eximido de esos impuestos aclaró que debe cubrir diversos gastos, como kinesiología, pañales, libros didácticos, transporte, alimentación y vestimenta, y manifestó que tuvo que abrir una cuenta en el Banco de la Nación Argentina específicamente destinada a recibir donaciones. Su hija comenzó a recibir el tratamiento en febrero de 2020.

En tanto, denunció que sobre todos los consumos realizados en Brasil con la tarjeta de débito se aplican retenciones a pesar de ser erogaciones destinadas a prestaciones de salud, las cuales se encuentran exentas.

Por ende, pidió el cese de ellas alegando que si debiera esperar a que le devuelvan los importes se configuraría un daño irremediable porque se le agotaría el dinero destinado a sustentar el tratamiento de su hija.

SN

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta