Noticias Política

La oposición quiere consolidar un bloque en el Consejo de la Magistratura que condicione la política judicial del Gobierno

La oposición logró abroquelarse en el Consejo de la Magistratura y reunir la mitad menos uno de los votos del organismo que selecciona y disciplina a los jueces y ahora aspira a consolidar ese bloque con el fin de quitarle margen al oficialismo para aprobar las propuestas de jueces.

Hasta el momento, el sector más cercano al Gobierno, con Gerónimo Ustarroz -hermano del ministro del Interior, Eduardo de Pedro- a la cabeza había logrado hacer valer su mayoría con el apoyo de la diputada de Consenso Federal Graciela Camaño y algún representante del estamento de los jueces, como Ricardo Recondo, pero encontró un límite en la última reunión.

Allí, Recondo votó junto con la oposición en contra de la decisión de la Anses de intimar a jueces y fiscales que habían iniciado el trámite de jubilación para que definan su situación y, si bien perdieron la votación contra el oficialismo, dejaron planteado un escenario más favorable para los consejeros de Juntos por el Cambio.

Sobre los 13 miembros que integran el cuerpo, la oposición reunió seis votos contra seis del oficialismo, que contó finalmente con el apoyo de Camaño para aprobar una resolución en la que rechazó que las notas enviadas por la Anses a los jueces fueran “una intimación a cesar en el cargo”.

El dato político relevante es que para aprobar las ternas de candidatos a jueces que se elevan al Poder Ejecutivo se necesitan dos tercios, es decir, nueve votos sobre el total, y al oficialismo le costará mucho alcanzar ese número si la oposición mantiene unido a ese grupo de seis consejeros.

De acuerdo a esa última votación, este sector alejado del Gobierno quedó integrado por el diputado del PRO Pablo Tonelli; la senadora de la UCR Silvia Giacoppo; los representantes de los jueces Juan Manuel Culotta y Ricardo Recondo y de los abogados Carlos Matterson y Diego Marías.

“Al oficialismo no le alcanza solo con Camaño, así que vamos a hacer todo lo posible por mantener unido ese bloque”, afirmó a NA un integrante del Consejo de la Magistratura cercano a Juntos por el Cambio.

En tanto, uno de los representantes del Congreso en el organismo recordó ante esta agencia que los nueve votos se necesitan tanto para aprobar las ternas como para la destitución de un juez.

Por esa razón, en la oposición afirman que trabajarán para mantener esos seis votos abroquelados porque “son la llave para que no se avance sobre la independencia de la Justicia”, según indicó otro de los integrantes del cuerpo a este medio.

Las fuentes consultadas coincidieron en señalar que uno de los elementos que unifica a los diputados y senadores de la oposición y a algunos de los representantes de jueces y abogados es la designación de Martín Soria como ministro de Justicia.

En ese sector que unificó su posición en la última votación del Consejo desconfían del futuro ministro, a quien calificaron como una persona “irascible” que representará, según estiman, al ala más dura del kirchnerismo con el Poder Judicial.

Para la oposición esto es “una mala noticia” pero, a la vez, reconocen que “en la medida en que el kirchnerismo extreme sus posiciones va a ser más fácil mantener abroquelados” los seis votos del Consejo que pueden impedir que el oficialismo imponga los nombramientos de jueces.

Según indicaron las fuentes consultadas, ese número será clave en las reuniones por venir porque todavía el Consejo de la Magistratura tiene para nombrar “un tercio de la Justicia Federal por las vacantes” que se generaron cuando el Gobierno empezó a hablar de reforma judicial.

Fuente: Tribuna de Periodistas

Dejá una respuesta