Economía Noticias

La presión impositiva subió en 2020 y alcanzó el 32%

La sensación de que en la Argentina se pagan cada vez más<a alt="impuestos” class=”slug” href=”impuestos” target=”_blank” title=”impuestos”> impuestos tiene su sustento en las estadísticas. El año pasado, la presión impositiva (el porcentaje de la recaudación sobre el PBI), llegó prácticamente al 32%, según datos oficiales que tienen en cuenta a Nación, provincias y municipios. Sin contar los impuestos municipales, fue de 30,8%.

En un contexto en el que la economía se desplomó un 10% a raíz de la pandemia, el porcentaje de la presión impositiva creció desde el 28,8% que alcanzó en 2019, de la mano de la caída en la recaudación.

Por ejemplo, dos de los principales impuestos, Ingresos Brutos (IIBB) e IVA, cayeron 6%y 13% respectivamente.

El economista Nadin Argañaraz, del Instituto de Análisis Fiscal (IARAF) explica que “en 2020 la recaudación real cayó más que el PBI, con lo cual, medido como ratio, la presión fiscal aumentó respecto de los años anteriores”, explica.

Básicamente, ese aumento tiene que ver con que se sumó el nuevo impuesto PAIS que se aplica a la compra de divisas extranjeras y a todas las compras con tarjeta que se pagan en dólares.

También con que no se registraron las bajas graduales previstas en el impuesto a los Ingresos Brutos en las provincias. Y a la incorporación de tres tasas municipales (dos están relacionadas con el Covid-19), mientras que cayeron dos impuestos que se cobraban en el orden provincial, según el economista.

La AFIP lanzó una moratoria extendida en 2020 para tratar de elevar la recaudación.

La AFIP lanzó una moratoria extendida en 2020 para tratar de elevar la recaudación.

Para tener noción de si es mucho o poco el nivel de impuestos que se recaudan en el país, muchas veces se recurre a la comparación con la región. En este sentido, América Latina alcanza el 23,9% en promedio. Sin embargo, países como Brasil presentan una presión superior al 33,1%, según datos de la OCDE.

Guido Lorenzo, economista de la consultora LCG, advierte no obstante que la comparación con los países debe ser cuidadosa, ya que depende del sistema político, y la estructura de la recaudación y que tipo de impuestos.

“En general la tendencia es a gravar más los flujos que los stocks, mientras que en la Argentina tenemos un mix bastante improvisado entre gravar stocks y flujos”, señaló.

Argentina, número uno

Un estudio de la consultora PwC en base a datos del Banco Mundial hace otra aproximación al nivel de la presión impositiva de los países. Y concluye que la Argentina es el pais con mayor presión impositiva dentro de la región.

Sin embargo, esta medición toma en cuanta solamente una industria representativa. Con lo cual, sirve para comparar entre países pero no refleja el promedio de la presión impositiva del país.

De acuerdo con este informe, de cada US$ 100 que gana un empresario argentino, debe pagar 106 al Estado, es decir, supera su propia renta. El promedio mundial de este ranking es del 40,5%.

A la economía local le sigue Bolivia, con el 83,7%; Venezuela, con el 73,3%; Colombia, con el 71,3%; Brasil, con el 65,1%; México, con el 55,1%; Uruguay, con el 41,8%; Panamá, con el 37,2% y Perú, con el 36,9 %.

Presión tributaria comparada en América latina.

Presión tributaria comparada en América latina.

“La idea de este estudio es medir las consecuencia de la acumulación de impuestos sobre un modelo de actividad, un formato de empresa standard, que sea comparable con sus pares de otros paises”, aclara Eduardo Gil Roca, socio de PwC Argentina a cargo de Tax & Legal.

El experto señala que la carga fiscal en la Argentina viene en ascenso en los últimos 15 años debido, entre otras razones, a la eliminación en las reducciones de las contribuciones patronales y al aumento de Ingresos Brutos en las provincias.

“Se aumentaron los impuestos en general. Además, se iba a eliminar Ingresos Brutos en algún momento y no se hizo. Lo cierto es que desde el 2000 en adelante, el Pacto Fiscal fue dejado de lado y las provincias fueron sumando Ingresos Brutos”.

Antes, esta alícuota era el 1,2% y ahora arranca en el 3,5% y llega hasta el 9% o 10% en algunos servicios financieros. En la región, la Argentina y Brasil son los paises con la carga fiscal más alta”, señaló.

Según Jorge Sarghini, diputado de Consenso Federal, el espacio político liderado por Roberto Lavagna y ex secretario de Hacienda durante el gobierno duhaldista, “el verdadero talón de Aquiles del sistema fiscal es la informalidad y se va a incrementar con la pandemia”, sostiene.

“En la presión impositiva del año pasado, el IVA, por ejemplo, explica 7,2 puntos y si se tiene en cuenta que existe una evasión cercana al 35% en este impuesto, más otro 40% en el empleo privado, entre otras, la distorsión en la recaudación es muy alta. En cambio el PBI toma todo el nivel de actividad, con lo cual, los niveles de presión inflacionaria se elevan”.

Por eso, el ahora legislador insiste en la necesidad de una política fiscal que incorpore de alguna manera, la informalidad.

NE

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta