Noticias Política

La UBA defendió que Amado Boudou dé un seminario sobre fake news

El rector de la Universidad de Buenos Aires (UBA), Alberto Barbieri, y la directora de la Carrera de Ciencias de la Comunicación, Larisa Kejval, aceptaron que el ex vicepresidente Amado Boudou exponga el próximo mes como invitado en un seminario optativo de la UBA, pues priorizan que haya libertad de expresión para que pueda dar su visión hasta un ex vicepresidente condenado por corrupción. 

“Uno de los aspectos más importantes de la universidad pública argentina es la libertad de cátedra y la libertad de opinión”, le dijo Barbieri a Clarín. Y agregó: “La UBA alberga una comunidad académica que, entre estudiantes, docentes e investigadores, reúne a más de medio millón de personas que estudian, investigan, debaten con pluralidad de pensamiento siempre en el marco de una convivencia democrática”.

Organizado por los profesores Gustavo Bulla y Daniel Rosso, el seminario que arrancó el 15 de marzo se titula El periodismo argentino en su laberinto: guerra mediática y jurídica, operaciones políticas, noticias falsas y otras delicias de la independencia.

El ex vicepresidente kirchnerista tiene previsto exponer el próximo 3 de mayo, en ese seminario, sobre casos emblemáticos de noticias falsas y guerra jurídica: el caso Boudou.

“Mi deber institucional como rector es reafirmar, tal como lo establece el estatuto universitario, la defensa de la libertad de cátedra, uno de los pilares que hacen de la UBA una de las universidades más prestigiosas a nivel internacional”, planteó Barbieri.

De todos modos, el rector de la UBA señaló que corresponde a la Facultad de Ciencias Sociales explicar “los motivos que la llevó a organizar este seminario optativo dentro del marco de la Carrera de Ciencias de la Comunicación. También garantizar que todas las voces sean escuchadas”.

La directora de la Carrera de Ciencias de la Comunicación, Larisa Kejval, le dijo a Clarín que el seminario optativo fue aprobado por la Junta de la Carrera y el Consejo Directivo de la Facultad en 2019 y en 2020, “en el marco de la oferta anual de 47 seminarios optativos de la Carrera. Se trata de una asignatura dictada por el profesor concursado Gustavo Bulla y el especialista en comunicación política Daniel Rosso”.

“La Carrera de Ciencias de la Comunicación defiende y defenderá el principio de libertad de cátedra que rige en toda la Universidad de Buenos Aires. Por lo tanto no supervisa ni objeta las perspectivas políticas, académicas o ideológicas de sus docentes ni de las asignaturas a su cargo”, dijo Kejval.

Kejval añadió que Boudou es doctorando del Doctorado en Ciencias Sociales de la UBA. “La presencia de un ex vicepresidente como invitado en la universidad pública no debería ser explicada, aunque sobre su persona pesen condenas. Sobre todas las cosas, porque les enseñamos a nuestros y nuestras estudiantes que todas las personas poseen derecho a expresarse y ser escuchadas”, sostuvo Kejval.

En el seminario sobre periodismo expuso este lunes la titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Cristina Caamaño, quien destacó que ya no existe la “promiscuidad que sirvió para el lawfare, esta unión entre los servicios, los jueces, los medios de comunicación y los grandes grupos económicos concentrados”, dijo Caamaño.

Sin embargo, Caamaño tuvo que ser aislada durante varios días, hace dos semanas, luego de que se le detectara el coronavirus al relator Víctor Hugo Morales, con quien había tenido “contacto estrecho”, al haber compartido un asado con él y otras seis personas, según explicó esa misma funcionaria.

Antes de Caamaño expusieron en el seminario Ari Lijalad, Tuny Kollman, Cynthia García y Sandra Russo, entre otros periodistas que pusieron el eje en la teoría del lawfare que viene impulsando el kirchnerismo.

Consultado por Clarín, uno de los organizadores del seminario justificó la presencia de Boudou en que “él sufrió y sufre la persecución jurídica y mediática en carne propia”.

El ex vicepresidente tiene una condena a 5 años y 10 meses de prisión por haber cometido los delitos de cohecho pasivo y negociaciones incompatibles con la función pública, en la apropiación de la empresa Ciccone Calcográfica.

La Justicia demostró que Boudou y sus cómplices se quedaron con Ciccone para lograr contratos con el Estado, para imprimir billetes y documentación oficial. Ese fallo fue confirmado por la Corte Suprema de Justicia, pese a lo cual cumple la condena bajo arresto domiciliario.

En diálogo con Clarín, la abogada de Boudou, Graciana Peñafort, dijo que “la libertad de expresión sigue siendo un derecho del que cuentan todos en este pais. La condena no implica que pierda la libertad expresión, solo está restringida su libertad ambulatoria”, afirmó Peñafort. Y añadió: “No veo el por qué del debate. Hay gente que cree que cuando estás preso no tenés ningun derecho. Pero eso es un error de concepción de quienes no entienden como funciona el tema”. 

Por el contrario, la líder de la Coalición Cívica, Elisa “Lilita” Carrió, cuestionó la exposición del ex vicepresidente. “A Boudou ‘el Amado’, es un cajón de barro sobre el prestigio de la Universidad de Buenos Aires. Cualquier información sobre la muerte simbólica de la UBA, comunicarse con la Facultad de Comunicación Social”, dijo Carrió en sus redes sociales. E ilustró ese mensaje con la foto del ex candidato a gobernador peronista Herminio Iglesias quemando un ataúd en el cierre de campaña del PJ en 1983.

Y la diputada Graciela Ocaña (Juntos por el Cambio) agregó: “Indignante, la única clase que el condenado Boudou puede dar es como robarse la fábrica de hacer billetes. #Corruptos”.

Ficha de Amado Boudou, encontrada en el teléfono celular de la ex espía Mercedes Funes.

Ficha de Amado Boudou, encontrada en el teléfono celular de la ex espía Mercedes Funes.

Foto del acto de Amado Boudou en Plaza San Martín, el 22 de diciembre de 2018, tomada por la ex agente de la AFI Mercedes Funes.

Foto del acto de Amado Boudou en Plaza San Martín, el 22 de diciembre de 2018, tomada por la ex agente de la AFI Mercedes Funes.

A fines del año pasado la Justicia encontró fichas de Boudou y otros dirigentes kirchneristas en el teléfono celular de una ex espía de la AFI, Mercedes Funes Silva, cuando estaba preso en la cárcel de Ezeiza.

En la ficha sobre Boudou constaban su foto, sus datos personales, los de sus abogados y quiénes lo visitaban en la cárcel, así como sus antecedentes políticos y empresariales. Pero también había datos posteriores a su prisión, cuando recuperó su libertad, como por ejemplo fotos y mensajes intercambiados entre agentes de la AFI, el 22 de diciembre de 2018, durante un acto partidario de Boudou, donde la ex espía Funes reportaba en vivo desde Plaza San Martín.

Esa información es parte del “contenido del documento en formato pdf titulado ‘116’ (de 256 páginas de extensión) hallado en el teléfono celular secuestrado a Mercedes Funes Silva (agente de la AFI)”, plantearon los fiscales Cecilia Incardona y Santiago Eyherabide, en el juicio que se lleva adelante en los tribunales federales de Lomas de Zamora y que la Cámara de Casación Penal estableció que pase a Comodoro Py. Allí hay 38 procesados por espionaje ilegal durante la gestión macrista a dirigentes políticos, periodistas y gremialistas, así como a los detenidos por causas de corrupción en la cárcel de Ezeiza.

Mirá también

Mirá también

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta