Noticias Política

Los camioneros chilenos hicieron un contrapiquete en La Angostura y estallaron los vecinos

Continúan escalando las agresiones en paso Cardenal Samore, a unos 42 kilómetros de La Angostura, entre camioneros chilenos, vecinos y representantes del movimiento de Trabajadores Autoconvocados por la Salud.

En distintos momentos de este lunes y martes los conductores trasandinos impusieron un contrabloque en el puente sobre el río Correntoso, a 3 kilómetros de la villa, impidiendo que los vecinos lograran llegar a sus hogares en el sector.

Justo del otro lado se ubican los agentes sanitarios de los hospitales de La Angostura, Junín y San Martín de los Andes y Centenario, y otras localidades.

Se generaron fuertes discusiones entre trasandinos y los pobladores quienes también quedaron bloqueados en el marco del conflicto salarial. En la calzada se observaban llantas quemadas, ramas, lienzos con consignas entre otros objetos. A este escenario se sumaron los acoplados.

“¡Estamos de rehenes!”, se le escuchó gritar a un camionero. Ayer una camioneta de un vecino la emprendió contra las ramas y obligó a correrse a los choferes. La suerte obró para que no sucediera un accidente.

Mientras tanto, vecinos, choferes y manifestantes protagonizaron numerosas peleas que por poco no terminaron en las manos.

Los trabajadores de la salud informaron que este martes por la tarde se desarrollará una asamblea en la ruta en la cual se decidirá que medidas adoptar.

Al gobierno no le sigue interesando el personal de salud. Desde el mediodía de ayer lo estuvimos llamando al intendente, a Protección Civil, a Tránsito y nadie se acercó”, indicó el enfermero Ezequiel Luna a La Angostura Digital.

En el lugar no se hizo presente Gendarmería Nacional ni tampoco la Policía de Neuquén. Los trabajadores denunciaron que la zona fue “liberada” por las fuerzas del orden.

Los agentes sanitarios denunciaron que fueron los gendarmes quienes alentaron a los camiones a dirigirse desde el paso Cardenal Samoré al puente del río Correntoso. Allí se encontraron con que el piquete no había sido levantado y estallaron las peleas.

Desde hace más de un mes los Trabajadores Autoconvocados de la Salud sostienen un piquete en La Angostura. En la práctica los únicos que no pueden transitar normalmente son los camioneros chilenos. A los demás autos argentinos se les permite el paso.

Debido a que los piquetes dejan avanzar a 20 camiones de lado por día se genera filas de 100 o más vehículos de carga. Los choferes esperan entre 4 y 5 días para continuar su viaje. En la Cordillera ya se siente el rigor del frío, reclaman los conductores que tampoco tienen acceso a alimentos ni a baños.

Nosotros venimos diciendo (que pasaba esto), pero nadie hizo caso. Nadie conoce la problemática que venimos sufriendo viaje a viaje”, se quejó el conductor chileno José Millapel al programa BDR de Mauricio Vidal en Punta Arenas. Los conductores demandan la intervención de las autoridades de su país y en especial de Magallanes, región hacia donde se dirigen muchos de ellos, para destrabar un conflicto que los excede.

Aunque los trabajadores aceptaron el 53% propuesto por el gobierno de Omar Gutiérrez piden que el aumento sea pagadero entre mayo y junio y no hasta diciembre como propone la autoridad. En julio esperan sentarse para debatir una nueva paritaria.

Además reclaman que les devuelvan los descuentos hechos por los 22 días de bloqueos que se desarrollaron en el resto de la provincia y afectó la actividad en Vaca Muerta.

Hasta que esto no se cumpla no dejarán el último piquete que mantienen en pie en Cordillera.

Los camioneros firmaron el viernes pasado un acuerdo con los embajadores Rafael Bielsa y Nicolás Monckeberg Díaz en Tierra del Fuego. En la isla habían organizado otro contrapiquete que dejó varados a unos 1000 camioneros argentinos que se dirigían a Río Grande y Ushuaia.

Los diplomáticos aseguraron que actualizarán en 45 días el convenio binacional de libre tránsito de camiones firmado en 1974. La finalidad es lograr un protocolo de circulación que garantice el recorrido de los choferes de ambos países durante los conflictos sociales.

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta