Noticias Política

Patricia Bullrich lanzó un movimiento anti tomas territoriales

La presidenta del PRO, Patricia Bullrich, lanzó en Bariloche un movimiento “anti tomas” territoriales, para terminar con la violencia de grupos supuestamente vinculados a comunidades mapuches, que toman tierras y queman casas en la Patagonia.

“Escuchamos las impactantes historias de más de 50 víctimas de las acciones violentas de la RAM (Resistencia Ancestral Mapuche). Mientras, el Gobierno mira para otro lado. La impunidad de estos grupos de violencia extrema debe terminar”, arengó la ex ministra de Seguridad de la gestión macrista, durante el Primer Congreso por la Paz, la Justicia y el fin de la Violencia Extrema en la Patagonia.

“Acá estamos luchando contra un adversario político que desconoce al ciudadano argentino de trabajo. No podemos premiar a quien quiere llevarse la tierra a la fuerza y generan el dolor de cientos de familias. Vamos a trabajar junto a los patagónicos”, agregó Bullrich, en el encuentro que se realizó en la cervecería Tom Wesley, en un complejo turístico del oeste de Bariloche, bajo custodia policial, según consignó el diario Río Negro.

Allí los vecinos de Villa Mascardi y de distintas localidades de Río Negro, Neuquén y Chubut plantearon sus situaciones como víctimas de hechos de violencia atribuidos a la organización RAM, entregaron documentación de las denuncias presentadas ante la Justicia y reclamaron apoyo de la dirigencia de Juntos por el Cambio, que acompañó la ponencia de Patricia Bullrich.

Rafael, un jubilado docente de El Maitén aseguró que “los pseudo mapuches generan una serie de episodios violentos”, entre los que mencionó la quema de un camión, cinco puestos de una estancia, la terminal del tren de la Trocha Angosta “y un galpón, donde se destruyeron cinco tractores y dos maquinarias que recolectan las fruteras”. Además de la imposibilidad de inaugurar un refugio de 350 metros que habían construido en el Cerro Azul, “que ya quedó destruido”, contó entre lágrimas el vecino de El Maitén.

Los denunciantes afectados denunciaron la existencia de un “plan sistemático de ocupaciones” donde se desnaturalizan las leyes, “mientras los juzgados federales brillan por su ausencia”.

“Esta gente quiere corrernos de nuestras tierras y quedárselas, utilizando la violencia. Vivimos un calvario. Nos disparan, apedrean y prenden fuego nuestros autos y propiedades”, afirmó otro de los vecinos. 

Bullrich concluyó planteando que “nosotros tomamos esta causa como una causa muy profunda. Hemos venido a escucharlos porque queremos dar vuelta esta realidad. Por eso tenemos que crear un movimiento anti tomas, reunir a todas las personas que son víctimas de esto y que tengan la fuerza de instrumentos legales, apoyo político para vivir en un país normal, donde quien tiene una casa no tenga miedo a que se la den vuelta, destruyan o incendien. Este acto es el inicio de un gran movimiento patriótico en la Patagonia, estoy segura que esos compatriotas valorarán y usarán bien este recurso”.

Junto con Bullrich estuvieron los diputados Waldo Wolff, Fernando Iglesias, Nacho Torrres, Tito Stefani y Pablo Torello, así como el ex diputado Sergio Wisky, el abogado Nicolás Suárez Colman, la dirigente Florencia Arietto y los diputados provinciales de Rio Negro, Juan Martin, y de Neuquén, Leticia Esteves; los presidentes del PRO Rio Negro, Aníbal Tortoriello y de Neuquén, Marcelo Bermúdez, entre otros.

Antes del acto contra la violencia en la Patagonia, el hermano de Santiago Maldonado encabezó un escrache contra Patricia Bullrich, en un hotel del centro de Bariloche. Después del escrache, Bullrich continuó con sus actividades, entre las que se incluyó una reunión del Congreso Provincial del PRO y la presentación de su libro “Guerra Sin Cuartel”, donde repasa su actuación como ministra de Seguridad de la Nación, mostrando su visión sobre la lucha contra el narcotráfico, el caso Santiago Maldonado, el G20 y los barrabravas.

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta