Noticias

Portacontenedores “Ever Given” empezó a moverse en Canal de Suez

El portacontenedores “Ever Given”, de 400 metros de eslora que está atravesado en el Canal de Suez desde hace casi una semana, empezó a moverse y fue reorientado en un 80″ en la “dirección correcta”, anunció este lunes la Autoridad del Canal (SCA).

“La posición del navío fue reorientada en un 80% en la dirección correcta”, afirmó Osama Rabie, presidente de la SCA, citado en el comunicado.

“La popa del navío se alejó 102 metros de la orilla, cuando antes estaba a solo cuatro metros”, agregó el comunicado.

Por su parte, la empresa naviera japonesa Shoei Kisen, propietaria del portacontenedores confirmó que el “Ever Given” había “girado” pero que todavía “no flotaba”.

Poco antes, una fuente reservada del Canal de Suez había confirmado que la popa del navío de más de 200.000 toneladas se había alejado de la orilla occidental, tal cual se observaba en los sitios de monitoreo del tráfico marítimo Vesselfinder y Myshiptacking.

En un comunicado anterior, publicado hacia las 05H00 locales (03H00 GMT), la SCA había anunciado que las “maniobras de remolque para reflotar el portacontenedores ‘Ever Given’ empezaron con ayuda de 10 remolcadores gigantes”.

El “Ever Given” -de 220.000 toneladas- está atascado en diagonal desde el martes en el canal y bloquea completamente esta vía de agua de unos 300 metros de longitud que es una de las más transitadas del mundo.

Por el canal de Suez, de unos 190 km, transita en torno al 10% del comercio marítimo internacional y cada día sin actividad supone importantes retrasos y costes.

En total, cerca de 400 buques estaban atrapados el domingo a ambos lados y en el centro del canal que une el mar Rojo y el Mediterráneo, según SCA.

Al menos una docena de remolques y dragas para aspirar la arena debajo del navío han sido movilizadas en las operaciones.

En la noche del domingo, la empresa proveedora de servicios marítimos Leth Agencies aseguró en un tuit que la operación se había aplazado “hasta que la potencia de los remolcadores sea suficiente”.

El remolcador holandés Alp Guard llegó al lugar a primeras horas de la noche y el italiano Carlo Magna “llegará el lunes por la mañana”, según Leth Agencies, que había informado que el próximo intento de desencallarlo iba a tener lugar el “lunes por la noche”.

Según el portavoz de SCA, George Safwat, ya se han retirado unos 27.000 metros cúbicos de arena, a una profundidad de 18 metros.

Pero las autoridades reconocen que hay dificultades debido a la naturaleza rocosa del fondo.

Según Ihab Talaat el Bannane, antiguo almirante egipcio, “el accidente se produjo en la parte del canal donde el suelo es rocoso por lo que es más difícil excavar”.

– Zona bajo vigilancia –

Rusia ofreció el domingo ayuda a Egipto, sumándose así a la de otros países, entre ellos Estados Unidos.

El navío estaba rodeado este domingo por remolcadores, según un periodista de la AFP en el lugar. Su silueta, de unos 60 metros de altura, dominaba los campos y las palmeras de la orilla occidental.

La zona estaba muy vigilada por personal de seguridad del canal pero también por militares y policías.

Según la prensa oficial egipcia, el presidente Abdel Fatah al Sisi ordenó los “preparativos” para aligerar la carga del navío.

En caso de que el dragado no surta efecto, se podría recurrir a esta solución, que podría llevar semanas.

En una entrevista en la televisión egipcia el sábado, el almirante Osama Rabie, dijo que el barco se había “movido 30 grados a la derecha y a la izquierda” por primera vez, “un buen indicador” de la evolución de los esfuerzos.

Mientras tanto, 369 barcos estaban bloqueados al final de la tarde del domingo en los dos extremos del canal que une el mar Rojo con el Mediterráneo, dijo Rabie a la cadena de televisión Al Arabiya.

Imágenes de un periodista de la AFP muestran decenas de buques anclados en el golfo de Suez.

Según un informe de la aseguradora Allianz publicado el viernes, cada día de inactividad podría costar al comercio mundial entre 6.000 y 10.000 millones de dólares.

– Costes y alternativas –

El valor total de las mercancías bloqueadas o que tienen que tomar una ruta alternativa difiere según las estimaciones: desde 3.000 millones de dólares diarios según Jonathan Owens, experto en logística de la universidad británica de Salford, hasta 9.600 millones según Lloyd’s List, una revista marítima británica.

Las autoridades del canal subrayaron por su parte que Egipto pierde entre 12 y 14 millones de dólares por día de cierre. Casi 19.000 barcos utilizaron el canal en 2020, según la SCA.

A la espera de que se reanude el tráfico, grandes compañías de transporte marítimo como Maersk o la francesa CMA CGM decidieron desviar sus barcos y navegar alrededor del cabo de Buena Esperanza, un desvío 9.000 kilómetros y al menos siete días más de navegación.

Aunque en un principio se atribuyó el incidente a los fuertes vientos combinados con una tormenta de arena, Rabie no descartó el sábado que un “error humano” haya provocado el incidente.

bur-emp/hj/pc/es/af/lda/zm

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta