Noticias Política

Quién es José Beni, el dirigente del Instituto Patria que manejará la Hidrovía

“Como decía Néstor Kirchner, vivimos en la periferia del mundo y eso nos cuesta caro. Nuestra misión es bajar los costos y darle más eficiencia al sistema de transporte fluvial”. La frase corresponde a José Beni, el interventor de la Administración General de Puertos (AGP) que a partir del nuevo decreto de estatización de la Hidrovía -publicado este jueves- manejará, al menos por una año, esa ruta clave para las exportaciones del país.

La mención al ex presidente fue realizada en una charla que dio en el Instituto Patria, el búnker ideológico de Cristina Kirchner, donde Beni aparece como coordinador de la Comisión de Transporte. El evento, organizado vía Zoom en agosto del año pasado y del que también participó el senador Oscar Parrilli, tenía como tema de discusión “las aguas soberanas”.

Beni, que fue la figura central del debate, aprovechó para introducir la importancia de la Hidrovía que ahora acaba de pasar a control del Estado al menos por un año. “El manejo de la Hidrovía en los próximos 15 años, el asiento de los puertos y el cambio y renovación de la infraestructura, son los tres debates que tenemos planteados”, les adelantó a los militantes que lo escuchaban.

El administrador General de Puertos, José Beni, en una charla sobre la Hidrovía.

El administrador General de Puertos, José Beni, en una charla sobre la Hidrovía.

La llegada de Beni a la AGP tuvo el respaldo de Cristina Kirchner que lo conoce desde hace años cuando fue funcionario durante su presidencia. Aunque se llevan varios años de diferencia -Beni tiene 51-, se conocen de la militancia peronista Río Gallegos. De hecho el padre del funcionario, Juan Carlos Beni, fue senador nacional por Santa Cruz e interventor de Formosa.

Alicia Kirchner, que también lo conoce, suele llamarlo “Josecito” cuando se lo cruza. “Es que lo conoce desde que era un bebé, para ella siempre es Josecito”, dicen en la Provincia de Santa Cruz.

Abogado, santacruceño y con un largo historial en los puertos del sur, su nombre fue acercado al presidente Alberto Fernández por el propio Oscar Parrilli, según cuentan fuentes vinculadas a la cartera de Transporte. Ambos, Parrilli y Beni, tienen una excelente relación.

​En los hechos, la AGP y el propio Beni dependen de la órbita del ministerio de Transporte que maneja el massista Alexis Guerrera a quien conoce desde que estaba al frente de Ferrocarriles Argentinos, antes de que se hiciera cargo del área tras el fallecimiento de Mario Meoni. Tienen un buen vínculo y desde Transporte destacan su experiencia en el rubro fluvial.

Beni tiene buena llegada a los gremios ya que integró la Asociación del Personal de Dirección de Ferrocarriles Argentinos, Administración General de Puertos y Puertos Argentinos (APDFA). También tiene buenos vínculos con Juan Carlos Schmid, el secretario general del Gremio de Dragado y Balizamiento.

A Beni lo definen como un “técnico de carrera, pragmático” y aseguran que sabe del tema ríos, mares y vías navegables. De hecho ya tuvo cargos en el área. Fue asesor jurídico en la Subsecretaría de Puertos y Vías Navegables, tuvo un paso por la secretaría de Transporte durante el kirchnerismo y en 2006 fue director nacional de Vías Navegables hasta 2012. 

Con el nuevo decreto que firmó el Presidente, Beni estará cargo del control de la Hidrovía por un año, la zona navegable de 3.500 kilómetros por la que, según los especialistas, pasa el 80 por ciento del comercio exterior argentino que estaba en manos de la empresa belga Jan de Nul junto a su socia local Emepa.

El negocio de la Hidrovía es millonario y mueve unos 300 millones de dólares al año en el cobro del peajes a los barcos que se mueven por la zona.

En principio, durante el año que dure el control y administración de Beni sobre la Hidrovía, se preparará una licitación internacional en la que participarían empresas del sector para el mantenimiento y dragado de los ríos. El decreto establece que ese período de un año puede alargarse si no se llega a licitar. Y allí surgen las dudas de los empresarios del sector, exportadores e incluso chacareros que usan la Hidrovía para sacar sus productos al mundo.

Una imagen de la Hidrovía que va sobre el río Parana y Paraguay.

Una imagen de la Hidrovía que va sobre el río Parana y Paraguay.

Sospechan que el Gobierno, con impulso del kirchnerismo, quiere estatizar la Hidrovía para manejar ese negocio millonario. En las oficinas de Transporte niegan esa versión y aseguran que Beni es “conciente” de las limitaciones del Estado para hacerse cargo de semejante tarea. “El mantenimiento del río es una obra pública monumental que no muchas empresas pueden realizar e incluso las argentinas no tienen todo el andamiaje para hacerlo”, sostienen.

A la par de las sospechas de empresarios del sector, un grupo vinculado al kirchnerismo llamado “25 de Mayo” viene pidiendo la estatización completa de la Hidrovía y salió a festejar el decreto de este jueves. En ese grupo aparecen, entre otros, el ex ministro de Economía condenado Amado Boudou, el e juez de la Corte Eugenio Zaffaroni, el sindicalista Pablo Moyano y la diputada ultra K Fernanda Vallejos militan los ultra K.

Fuentes cercanas a Beni aseguran que él se distancia de ese sector duro del kirchnerismo. Habrá que esperar un año. 

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta