Noticias Política

Soledad Acuña: “El derecho a la educación hoy se garantiza solo con la presencialidad”

La ministra de Educación porteña, Soledad Acuña, ratificó hoy la postura del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires de continuar con la presencialidad en las escuelas, más allá del decreto presidencial que exige lo contrario y del fallo de la justicia federal en el mismo sentido.

De todos modos, en medio de una segunda ola de contagios que está golpeando fuerte en el AMBA, y con la ocupación de camas de terapia intensiva aumentando de manera preocupante, admitió que se podrían llegar a tomar algunas medidas restrictivas en los próximos días.

“Podemos empezar algo con la secundaria, pero antes vamos a tomar otro montón de medidas, con actividades no tan críticas ni tan esenciales. El derecho a la educación hoy se garantiza solo con la presencialidad”, afirmó la funcionaria en una entrevista con A24.

Se espera para este jueves un nuevo anuncio de medidas del Gobierno nacional, ya que en la medianoche de ese día finaliza el período correspondiente al último DNU.

De aquí a ese día, Acuña espera “que pueda haber instancias de diálogo“, aunque no está tan segura de que pueda llegar a suceder porque dejó en claro que su par a nivel nacional, Nicolás Trotta, hasta ahora no la quiso recibir.

Además, recordó que cuando se lanzó el último paquete de medidas restrictivas, con el cierre de las escuelas incluido, hasta un rato antes Trotta le aseguraba que eso no iba a suceder.

“Somos los primeros en querer volver a sentarnos. Yo me enteré por la televisión de las decisiones, cuando cuatro horas antes el ministro de Educación me dijo lo contrario”, recordó.

En la Ciudad están “convencidos que lo último que tiene que cerrar son las escuelas”.

“Hay un montón de decisiones que se pueden tomar antes, pero a los que hay que cuidar es a los más chicos, que son los que más aulas necesitan”, indicó la ministra.

En ese sentido, consideró que si se toman medidas deberá ser “mirando de forma compleja, en un escenario complejo y proponiendo soluciones complejas”.

Por eso, Acuña confió que, si la curva de contagios se sostiene en una meseta, o sube, evalúan “ir pasando a la virtualidad, o a una menor presencialidad, a los más grandes”, que son “los que más se contagian“.

Se trata específicamente de los alumnos que van desde tercer año de la secundaria hasta quinto, o sexto en el caso de los colegios industriales.

“La escuela tiene que poder seguir abierta y lo vamos a sostener. Que podamos llegar a tomar algunas restricciones, es algo que estamos analizando”, insistió la líder de la cartera educativa.

Por otro lado, Acuña apuntó que “las decisiones tienen que ser tomadas basándose en datos y en evidencia, no en pareceres”, y brindó algunas estadísticas para reforzar la postura del Gobierno porteño.

Por un lado, indicó que “en la Ciudad, las escuelas se asignan por una distancia no mayor a diez cuadras”, por lo que “la mayoría de las personas van caminando“.

“No subió más gente al colectivo o al subte porque empezaron las clases”, desmintió una de las teorías del Poder Ejecutivo nacional.

También elogió el nivel de cumplimiento estricto de las normas sanitarias en las burbujas, y el seguimiento exhaustivo que se realiza ante cada contagio: “La tasa de contagiosidad es de 0,012%, y se mantuvo así durante los dos meses. La escuela es un lugar seguro“.

Finalmente, a pesar de los paros docentes y del temor de algunos padres de enviar a sus hijos a clases, la ministra dijo que durante la semana pasada “la presencialidad se sostuvo por encima del 75 por ciento“, y “la presencialidad de los docentes en un 85 por ciento”.

Se analizan más medidas restrictivas

Con el fin del período correspondiente al último DNU presidencial, el Gobierno nacional analiza qué nuevas restricciones impondrá a partir de este viernes, pero en la Ciudad también.

Según pudo saber Clarín, en CABA analizan por estas horas alguna limitación a los locales comerciales por fuera de los que venden productos de primera necesidad, y también respecto a la construcción.

Desde Casa Rosada, por su parte, dejaron saber que descartan la idea de volver a Fase 1. Por que no ven un consenso social para realizarlo, y para no quebrar del todo a la economía.

Mientras tanto, insisten en la importancia que en los próximos días se refuercen los controles para hacer cumplir las medidas vigentes desde el 16 de abril y focalizan las críticas en la gestión porteña.

DB

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta