Noticias Política

Tras un pedido de disculpas formal del diputado Carlos Vivero, se cerró la investigación por el empujón a Fernando Iglesias

La comisión de legisladores que investigó el empujón del diputado del Frente de Todos, Carlos Vivero, hacia su par del PRO, Fernando Iglesias, resolvió cerrar el caso tras un pedido de disculpas formal de Vivero, que fue leído por el secretario parlamentario de la Cámara.

“De acuerdo a lo establecido por la comisión queda extinta la acción y se procede al archivo”, sentenció el presidente de la Cámara, Sergio Massa.

“No sé cómo son las cosas en el barrio del diputado Vivero. En mi barrio Piñeyro, en Avellaneda, cuando uno pide disculpas da la cara, no manda a decir. Pero parece que hay gente que es rápida para los empujones y cuando tienen que poner lo que hay que poner manda a decir”, reprochó Iglesias, quien igualmente retiró el pedido de expulsión que había solicitado.

El diputado Carlos Vivero, presente en la sesión.

El diputado Carlos Vivero, presente en la sesión.

La disculpa formal fue leída por el secretario parlamentario, Eduardo Cergnul, a pesar de que Vivero estaba dentro del recinto. 

En el texto, Vivero muestra arrepentimiento y pide disculpas. “Deseo expresar por este medio formal mis más sinceras disculpas”, empieza el documento y sigue: “Nada justifica mi exabrupto verbal hacia su persona ni el haberlo empujado, invadiendo su esfera física, de lo cual estoy muy arrepentido”

“Lamento el mal momento que ninguna exaltación de ánimo puede justificar. También deseo que se incorpore al texto del acto para que su constancia denote que cuando uno se equivoca hay que enmendarlo y que en la vida de un cuerpo importan los valores que deben ser cuidados y respetados”, agrega.

La comisión que citó al agresor, al agredido y a testigos estuvo conformada por seis miembros. Tres del Frente de Todos: Claudia Bernazza, Ramiro Gutierrez y Mara Brawer; dos de Juntos por el Cambio: Dolores Martínez, y Waldo Wolff; y por Graciela Camaño del Interbloque Federal.

¿Cómo fue ese día?

En el marco de la maratónica sesión del 21 de marzo en la que se votaba el Impuesto a las Ganancias, el legislador del PRO denunció que Vivero lo había empujado, lo que desató una serie de cruces entre bancadas.

En ese entonces, Vivero había señalado que el episodio había sido “parte de una fuerte discusión “ y que no hubo “agresión”, aunque reconoció un “pequeño empujón”.

Para poner orden, Sergio Massa ordenó constituir una comisión disciplinaria en línea con el artículo 188 del reglamento de la Cámara baja “a los efectos que se definan las sanciones correspondientes de acuerdo a la investigación que se realice”.

Ese artículo en cuestión del Reglamento de Diputados prevé que “en el caso de que la gravedad de las faltas lo justificare”, el presidente nombrará una comisión especial de cinco miembros que proponga la medida que el caso demande.

“Fue un intercambio bastante fuerte que terminó con un pequeño empujón como uno diciendo ‘salí de acá’ y ahí terminó la cuestión. Me parece que no vale la pena darle mayor trascendencia a un tema que obviamente son discusiones fuertes cuando se trata de un provocador de estas características, que llevan a estar al límite de cualquier equilibrio, afortunadamente no pasó absolutamente nada. No hubo ninguna agresión“, apuntó Vivero.

“Pido que actúen con la mayor urgencia porque me parece imposible que tengamos ningún tipo de actividad con un diputado que admitió haber realizado una agresión y no demuestra ningún tipo de arrepentimiento. Qué pasa si me lo cruzo en el pasillo, ¿lo puedo empujar? ¿Me va a empujar de nuevo? Es una locura”, señaló Iglesias.

PDL

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta