Noticias

Un muerto y varios heridos en ataque con arma blanca en Vancouver

Una persona murió y al menos otras cinco resultaron heridas el sábado en un ataque con arma blanca cerca de una biblioteca pública en Vancouver, en el oeste de Canadá, y un sospechoso fue arrestado, informaron las autoridades.

Seis personas fueron hospitalizadas tras el ataque, aparentemente perpetrado por un hombre cuyos motivos se desconocen, según la policía y los servicios de emergencia.

“Una de las víctimas está muerta”, dijo a la AFP Frank Chang, de la Unidad Criminal de Vancouver, indicando que no conocía aún las identidades de los afectados.

“Lo menos que podemos decir es que es absolutamente impactante”, agregó. “Es un shock para todos, incluida la propia policía”.

A primera hora de la tarde, varias personas fueron apuñaladas dentro y cerca de una biblioteca pública, tuiteó la Real Policía Montada de Canadá (RCMP), sin dar precisiones sobre el estado de salud de las víctimas.

El canal CTV mostró el sábado por la noche un video presentado como del arresto del sospechoso, quien parece apuñalarse él mismo en la pierna antes de desplomarse y ser arrestado por varios agentes.

La policía consideró que el sospechoso había actuado solo y que ya no había peligro para el público.

Las autoridades dijeron también que estaban buscando otras posibles víctimas.

Un portavoz de los servicios de emergencia de Columbia Británica dijo a la AFP que seis personas habían sido hospitalizadas y que se habían enviado once ambulancias al lugar del ataque.

Un testigo, Justin Prasad, citado por el canal CBC, afirmó que vio la detención del sospechoso, que fue evacuado en una ambulancia. Dijo que la policía le disparó con balas de goma.

Otra testigo, Sheila Dyson, declaró a CTV que vio a un hombre apuñalar a una mujer.

Según ella, no parecía haber ninguna conexión entre las víctimas y el agresor y el ataque parecía ocurrir “al azar”.

Andrew Cocking, un empresario que vive a 500 metros de la biblioteca, dijo a la AFP que el ataque tuvo lugar en una zona generalmente muy tranquila.

“Vi personas atendidas por socorristas y colocadas en camillas. Fue triste, especialmente porque una de las víctimas parecía ser un niño”, dijo.

“Sucedió muy cerca. Mi papá estaba en la biblioteca 30 minutos antes del ataque y estaba pensando en ir a buscar un libro. Es triste que estas personas estuvieran en el lugar equivocado en el momento equivocado”, agregó.

str-ps-et/plh/dg/lda

Fuente: Infobae

Dejá una respuesta