Noticias Política

Vacunas en farmacias: sigue el lobby de privados, el Gobierno lo rechaza y la oposición está dividida

La escasez de vacunas abrió en el último mes un interrogante que dividió aguas en la clase política y que tuvo como principal promotor al sector farmacéutico. ¿Es viable la comercialización de dosis al público?, fue la pregunta que surgió inicialmente. El Gobierno planteó que no, que los laboratorios vendían a Estados, mientras que en el sector aseguraban que tenían una alta disponibilidad de vacunas para adquirir. Ambas cuestiones son reales. 

Semanas después de que se activara el debate en torno al tema, el lobby del sector privado para acceder a las vacunas y poder comercializarlas sigue estando vigente. La postura del Gobierno se mantiene, pero reforzada en un punto clave: tanto Mauricio Macri como Horacio Rodríguez Larreta, los dos principales referentes de la oposición, validaron la hipótesis oficial en el último Zoom de Juntos por el Cambio, el lunes pasado, frente a la opinión de Patricia Bullrich, una de las principales impulsoras de que se abra el mercado de vacunas y que se democratice el acceso a ellas.

Las farmacias, laboratorios y droguerías aseguran que pueden contar con al menos tres millones de dosis para empezar a vacunar de inmediato si el Gobierno las autoriza a comercializarlas. Insisten con que la demanda bajaría y que se podría inmunizar a aquellos que pueden comprar la vacuna sin necesidad de recurrir al aporte estatal. 

Las conversaciones sobre el tema, según comentaron fuentes presentes en las reuniones, surgieron en charlas que mantuvieron con representantes de Sinopharm, el laboratorio chino que viene enviando dosis a la Argentina para aplicar, por ahora, en la población estratégica de entre 18 y 59 años.  

El costo por el que las farmacias podrían conseguir las vacunas es cercano a los US$ 26, aunque sin impuestos, que representarían prácticamente el doble. La inversión total, creen en el sector, podría ser de alrededor de $ 5.000 por dosis, aunque comercializarla llevaría la cifra hasta los $ 7.500, también, por cada dosis, según estimaron fuentes de la industria.

Diferentes organizaciones farmacéuticas también dialogan con otros laboratorios que podrían facilitar vacunas, las cuales podrían venderse, por dosis, a unos US$ 20 a valor oficial, de acuerdo a las estimaciones. La disponibilidad aumentaría porque las conversaciones que entablan son con al menos cinco laboratorios.

Uno de ellos es el Serum Institute de India, que desarrolla la vacuna Covax y tiene una capacidad de producir 1,4 billones de dosis al año. Pero también hubo charlas con GlaxoSmithKline, de los Estados Unidos, que produce 700 millones de dosis por año, y es el que podría acercar vacunas en el plazo más corto de tiempo, aseguran fuentes involucradas en las negociaciones. 

Moderna y Janssen/Johnson&Johnson (EE.UU.) son otros productores de vacunas a nivel mundial contra el Covid-19, al igual que Janssen-Cliag International NV, de Bélgica. En ambos casos, desde las farmacias están trabajando en acceder a las mismas. Hay resignación, casi, igual. “Lo vemos difícil ya a esta altura”, sostienen fuentes del sector. Otros agregan: “Necesitamos primero la habilitación de Anmat para que el subsector privado compre e ingrese al país las vacunas. Sin ese permiso no podemos hacer nada”.

Desde la oposición, las opiniones sobre el tema son cada vez más diversas. La semana pasada, Patricia Bullrich se había mostrado a favor de la compra de vacunas del sector privado. “Los gobiernos provinciales, las  obras sociales y todos los sectores de salud deben poder comprar vacunas y estas ser inoculadas en farmacias y todo el sistema del que dispone el país”, dijo Bullrich.

La ex ministra de Seguridad está siendo asesorada en el tema por el doctor en Farmacia y Bioquímica Marcelo Peretta, quien la acompañó en una recorrida que hizo por Almagro. El también dirigente sindical e integgrante del Sindicato Argentino de Farmacéuticos y Bioquímicos sostuvo en los últimos días que “las vacunas se deben aplicar en farmacias, ya que el farmacéutico puede informar las incompatibilidades y secundarismos que preocupan a la gente”. Además, añadió: “Si nos hubieran dejado vacunar desde el principios ya habríamos inoculado a 5 millones de argentinos”. 

En el último encuentro virtual de la mesa nacional de Juntos por el Cambio, Macri y Rodríguez Larreta disintieron con Bullrich cuando ella propuso acelerar los pedidos para que no solo Nación adquiera vacunas. El jefe de Gobierno porteño sostuvo que “no hay ningún lugar en el mundo que haya pasado” y que “el caso de San Pablo no salió bien”, con lo cual Macri coincidió: “Tiene razón Horacio, no creemos falsas expectativas”.

La opinión sobre el tema divide a la oposición. A principios de mes, el diputado nacional y presidente del radicalismo Alfredo Cornejo presentó en el Congreso, en conjunto con su par Luis Petri, un pedido para que las provincias puedan acceder a la compra de vacunas. “Es imprescindible incluir tanto a las provincias como al sector privado para ampliar y acelerar la vacunación en todo el país respetando el orden de prioridades establecido por el Ministerio de Salud”, aseguró Petri.

Fuente: Clarín

Dejá una respuesta